close
vientre

La inflamación está muy ligada con muchos males y enfermedades – desde problemas cardiacos, obesidad, diabetes y enfermedades del sistema inmunológico y sin embargo, cada día millones de seres humanos toman decisiones equivocadas que promueven, en sí mismos la inflamación crónica.

Esta inflamación es el resultado de un desequilibrio en el sistema inmunológico. Sí pudiéramos compensarlo, nos ahorraríamos problemas de salud de largo plazo como los ya mencionados y males a corto plazo como dolor en las articulaciones, problemas digestivos, migrañas, ansiedad, cambios de humor, etc. que mucha gente sufre como resultado.

Uno de los responsables de la inflamación es lo que en la comunidad médica se llama ‘síndrome del intestino permeable’ disparado por alcohol, gluten, ciertos medicamentos, infecciones de parásitos entre otras y por estrés crónico. Esta condición daña la pared del intestino permitiendo el paso de la proteína o de minúsculas bacterias al torrente sanguíneo provocando una respuesta inflamatoria en todo el organismo.

Tan sombrío como se puede escuchar esto, está en tu poder detenerlo y protegerte de una cascada de problemas a futuro,

  1. Elimina todos los alimentos procesados. Si viene en bolsa o en caja y tiene más de 2-3 ingredientes, es procesado. Poco valor nutricional te aportará y te irá dañando paulativamente.
  2. Llénate con comide fresca y verdadera. Este es uno de los tips más fáciles para evitar la inflamación. A mayor variedad, mejor. Frutas, verduras, pescado, nueces. Todo lo natural.
  3. Consume los alimentos que ‘enfrían’ la inflamación. Además de frutas y verduras frescas consume salmón salvaje, sardinas, arenques, anchoas y aceite de oliva extra virgen.
  4. Se generosa con las especias. Además de añadir sabor tienen propiedades antiinflamatorias en buena cantidad. Se mantienen top como más recomendadas: cúrcuma, jengibre, romero y albahaca.
  5. Nutre tu intestino con caldo de hueso. Contiene buenas cantidades de gelatina y colágeno que ayuda a tus articulaciones y reduce la inflamación de todo el cuerpo.
  6. Rompe para siempre con el Advil, Motrin y el alcohol. Si eres de las que consumes varios ibuprofenos al día para manejar el dolor, o acompañas tus comidas con vino estás desequilibrando el balance bacterial del intestino y dañando la integridad de su revestimiento.
  7. Evita los antibióticos. Matan la bacteria mala y también la buena. Sí es un mal menor, evítalos. Desbalancean tu sistema inmunológico.
  8. Cuida tu salud oral. Con un buen aseo evitas que las bacterias malas se cuelen al torrente sanguíneo.
  9. Elimina el exceso de peso. La células de grasa secretan una hormona que encienden la inflamación.
  10. Haz ejercicio, pero no abuses. Abusar del ejercicio puede estimular la inflamación crónica. Sobre todo a mayor edad busca un entrenador calificado que te aconseje.
  11. Tranquiliza la inflamación de mente y cuerpo. Con unos pocos minutos de oración o meditación a primera hora de la mañana fortalecerás tu sistema inmunológico.
  12. Duerme lo suficiente. El sueño durante 7-8 horas repara, refresca, y actualiza todos tus sistemas. De otra forma sí dejas a deber sueño constantemente, promueves estrés oxidativo que produce inflamación.

 Fuente: mindbodygreen.com

Tags : alcoholdesequilibrioenfermedadenfermedadesgluteninflamaciónsistema inmunológico
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

1 Comment

Leave a Response