close
notavientreinflamado

Si has dejado los lácteos, el gluten y los refrescos y aún sufres de inflamación de manera regular, no estas sol@. Hay más razones de por qué tu intestino puede estarte enviando un SOS.

1.- Estar en el teléfono mientras comes
¿Eres de las que hablan por teléfono, textean o se desplazan por Instagram y atienden su comida al mismo tiempo? Existe algo que debes saber: Se llama aerofagia — también conocido como tragar aire, es más frecuente de lo que imaginas. También, si respiras por la boca, ya sea por alergias estacionales o por entrenamiento intenso, te volverás muy susceptible. La cura: Comer lenta y conscientemente, no beber nada mientras está comiendo, desiste de masticar chicle y practica la respiración profunda.

2.- Depresión
No sólo existe una relación entre niveles bajos de serotonina en el intestino y la depresión, (que puede conducir a estreñimiento y distensión abdominal) la hinchazón es también un efecto secundario, entre muchos, de los fármacos utilizados para tratar la enfermedad. La cura: Se recomienda considerar la psicoterapia antes de las pastillas cuando corresponda, así como añadir una sesión diaria para sudar a tu rutina de ejercicios (si es que no la tienes ya). El movimiento ayuda a levantar el estado de ánimo y no tiene que ser intenso para conseguir un poco más de endorfinas. El movimiento prácticamente garantiza hacerte más feliz. Mi mejor aliada: la yoga (cuando analizo iris de personas que realizan Yoga, el 99% esta perfectamente saludable).

3.- Deshidratación
Sólo porque estás bebiendo ocho vasos de agua al día NO significa que te estés hidratando. Junto con los enemigos de la hidratación conocidos tal como refrescos y café, también agotas las reservas de agua al tomar un antihistamínico o pasar demasiado tiempo en el aire acondicionado. Cuando esto sucede el intestino pierde su lubricación y se produce una distensión abdominal. La cura: Vigilar al color de la orina, entre más clara, mejor. Asegúrate de mantener el consumo diario de agua aunque no sientas sed, toma agua con una pizca de bicarbonato de sodio puro y te de infusión, como HAPPY TEA, EASYDETOX y EASYPH (es mas limpio que los tes que vienen en bolsas grandes o las hierbas sueltas).

4.- Apendicectomía
Si tuviste operación de apéndice de pequeña, puedes ser excepcionalmente propensa a la peor forma de distensión abdominal, especialmente después de un episodio infeccioso, porque no tienes la reserva de la bacteria intestinal buena que suministra el apéndice. El apéndice alberga una reserva de microbios amigables para situaciones de emergencia. La cura: Mantener la flora intestinal en buena forma, lejos de los antibióticos (el mejor antibiótico natural: PLATA COLOIDAL).

5.- Saltarte comidas
Si hay períodos prolongados de tiempo donde el intestino está vacío y nada se mueve a través de él se convierte en un poco inactivo. Se hinchará aún más la próxima vez que comas. La cura: No deben de pasar mas de 6 horas entre un alimento y el otro.

6.- Hormonas artificiales
Hay muchos factores que contribuyen al dominio del estrógeno en las mujeres — condición que está relacionada con hinchazón. Estudios dicen que sin lugar a dudas, las hormonas artificiales, incluyendo la píldora anticonceptiva, son sobre todo responsables. (No son contados los médicos que dicen que el BCP arruina la salud intestinal). La cura: Teniendo en cuenta que existen métodos alternativos de control de la natalidad, evita los xenoestrógenos, como las que se encuentran en productos como plásticos y productos de limpieza.

7.- Medicamentos para aliviar el dolor.
Si tomas un Advil para evitar la sensación de dolor, le estas dando un golpe tu intestino. Estos son súper tóxicos para el tracto gastrointestinal, pero como hay tanta mercadotecnia de estos fármacos, existe la percepción de que son benignos. La cura: optar por opciones holísticas (como poses liberadoras de yoga) y el TE EASYPH junto con el TE EASYDETOX. Una dieta balanceada ayuda a eliminar los dolores del cuerpo.

8.- Trabajo de escritorio
Sentada todo el día es una de las principales causas de distensión abdominal, ya que provoca que el movimiento intestinal sea a ritmo glacial. Muchas horas seguidas, cinco días a la semana y luego aún más estar sentada en casa, es horrible para el intestino, porque estamos destinados a estar en movimiento. La cura: Programar pausas caminando (algo de gimnasia) durante el día para lograr que los intestinos estén en movimiento. Manten tu abdomen apretado todo el tiempo y cuida tu postura.

9.- Estrés
Te daña porque en el momento intenso de la tensión el flujo sanguíneo se desvía del tracto digestivo a los músculos largos de las piernas y al corazón para responder adecuadamente, como si huyeras de algo y eso causa distención abdominal. Y esto sucede cada 20 minutos. No sólo estas señales de estrés constante frenan nuestro movimiento de intestino, sino que también pueden afectar el pH del tracto digestivo así como la secreción de enzimas y ácidos. La cura: Realizar ejercicio cardiovascular alrededor de los arboles y tomar citrato de magnesio o natural calm. Toma HAPPY TEA durante el dia, contiene Melissa, una hierba que trabaja sobre el sistema nervioso.

10.- Estreñimiento
Si eres de las personas que su evacuación no es completa o bien sufres de gases es importante eliminar ese problema, ya que es clave evacuar diario para mantener un abdomen plano. La cura: balancea tu dieta, toma mas agua natural, date masaje en tus pies, brinca la cuerda o el trampolín y toma EASYC; fibra comprimida que activa tu digestión.

Un abdomen plano es sinonimo de un corazón fuerte.

Tags : abdomenardorbacteria intestinalDolordoloresEstreñimientoestrógenoinflamacióninflamado
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

2 Comments

  1. Qué interesante, no sabía que el ejercicio alrededor de los árboles es mejor. Muy buenos artículos, gracias por mantenernos informadas.

Leave a Response