Caldo de Huesos de Pescado: Igualmente Nutritivo y Delicioso

¿Sabías que el caldo de hueso de pescado es el nuevo oro líquido? Porque está cargado de minerales, nutrientes para la curación intestinal y colágeno para una piel, cabello, huesos y articulaciones saludables. ¿Alguna vez has probado el caldo de pescado?.
Contiene muchos de los mismos nutrientes que el de pollo y la carne de res, como fósforo, magnesio, silicio, azufre, calcio, oligoelementos y colágeno. Pero el caldo de huesos de pescado sobresale cuando se trata de yodo, un mineral que no se encuentra en los huesos de los animales terrestres.

El yodo es esencial para una salud óptima de la tiroides (entre muchas otras cosas). Esto es importante ya que el cáncer de tiroides ha aumentado continuamente en todo el mundo durante la última década. Se ha convertido en el cáncer relacionado con hormonas más común. También vale la pena mencionar que una tiroides saludable está estrechamente relacionada con tu metabolismo.

La calidad importa recuerda que no todos los peces son iguales. En estos días nos enfrentamos a la opción del pescado salvaje o de piscifactoría. En la mayoría de los casos, lo mejor es el pescado salvaje y pescado que se captura de forma sostenible. Además, es mejor utilizar un pescado no graso para hacer caldo para evitar que los aceites se pongan rancios durante la cocción. Por lo tanto, según el Monterey Bay Aquarium Seafood Watch, las opciones no aceitosas son el bacalao salvaje del Pacífico, el pez roca o el lenguado.

Asegúrate de usar huesos de un pescado no graso, ya que los aceites de los pescados grasos como el salmón pueden desarrollar un sabor desagradable si se cocinan durante mucho tiempo. Además, prepara el caldo de huesos de pescado en la estufa en lugar de en una olla de cocción lenta, ya que se cocina muy rápido.

Nutrióloga Andrea Requenes

Leave A Reply

Navigate