close
Exámenes de diagnóstico para enfermedades de la tiroides

Problemas de energía, capacidad mental y peso pueden ser debidos a enfermedad de la tiroides. Pruebas sencillas pueden determinar si la función tiroidea es responsable de tus síntomas, y que puedas obtener el tratamiento que necesitas.

La tiroides es una pequeña pero potente glándula en el cuello que libera hormonas que ayudan a regular muchas de las funciones del organismo. Una de esas hormonas es la tiroxina, que es necesaria para que funcionen correctamente el corazón, el cerebro y otros órganos.

Aunque la enfermedad tiroidea puede conducir a una variedad de síntomas potencialmente graves, incluyendo fatiga, ansiedad, palpitaciones, falta de memoria, hipertensión arterial y fluctuaciones en el peso, es bastante fácil de diagnosticar.

Análisis de sangre

Las causas de enfermedad de la tiroides son muy diversas, pero todas llevan a una de dos cuestiones relativas a la función tiroidea: la tiroides produce demasiada hormona (hipertiroidismo) o muy poca (hipotiroidismo). En circunstancias normales, la glándula pituitaria en el cerebro le dice a la tiroides cuánta hormona debe liberar. Pero a veces las infecciones, los medicamentos y el propio sistema inmunológico pueden interrumpir la comunicación entre ésta y la tiroides. Cuando esto sucede, se altera la función tiroidea.

Afortunadamente, una simple prueba de sangre puede proporcionar información importante acerca de varias hormonas relacionadas con la función tiroidea, incluyendo:

  • TSH. Tirotropina (TSH). Es lo que la glándula pituitaria libera para decir a la tiroides cuando produzca las hormonas tiroideas. Un bajo nivel de TSH en la sangre normalmente significa que la función tiroidea es excesiva (hipertiroidismo), mientras que un alto nivel de TSH generalmente indica que muy poca hormona tiroidea está siendo producida (hipotiroidismo).
  • T4 (tiroxina). Un exceso de T4 en la sangre es indicativo de una tiroides hiperactiva, mientras que los niveles bajos de T4 indican que la función de la tiroides es hipo-activa. Probar los niveles de T4 en la sangre también ayuda a los médicos a determinar si la enfermedad de la tiroides es o no debida a un problema en la glándula pituitaria o la glándula tiroides
  • T3 (triiodotironina). T3 es otra importante hormona de la tiroides. Los niveles de T3 pueden variar un poco, pero los altos niveles de T3 son típicamente debidos a hipertiroidismo, mientras que los niveles bajos son causados por hipotiroidismo.
  • Anticuerpos de la tiroides. Enfermedades autoinmunes tiroideas (como la tiroiditis de Hashimoto o enfermedad de Graves) provocan que el sistema inmunológico libere proteínas llamadas anticuerpos que la atacan como si se tratara de tejido extraño. Exámenes de sangre pueden revelar la presencia de anticuerpos de la tiroides y permite a los médicos a diagnosticar una enfermedad autoinmune.

Los primeros pasos para el diagnóstico

Si tu médico sospecha que tienes enfermedad de tiroides, podría ordenar exámenes de sangre. La sangre se extrae en sólo unos minutos, pero tendrás que esperar una semana para los resultados de la prueba. El médico probablemente programará otra visita o una llamada telefónica para discutir los resultados contigo y te dará la oportunidad de hacer preguntas.

Si tus análisis de sangre indican que tienes un problema de tiroides, pero no proporcionan suficiente información para un diagnóstico claro, puede necesitarse exámenes adicionales.

Otras pruebas

  • Toma de yodo radioactivo (RAIU). La glándula tiroides utiliza yodo en la sangre para producir las hormonas tiroideas. Tragar una pequeña pastilla de yodo radiactivo ayuda a los médicos a medir cuánto yodo utiliza tu glándula. Si la glándula tiroides absorbe mucho del yodo liberado por la píldora (que conduce a una lectura alta RAIU), probablemente la causa es hipertiroidismo. Un RAIU bajo generalmente refleja una tiroides hipo-activa.
  • Gammagrafía de la tiroides. A menudo se utiliza junto con RAIU. Una gammagrafía de la tiroides puede revelar regiones específicas en la tiroides que utilizan yodo radiactivo, en mucha cantidad o en poca cantidad. Esta exploración puede ayudar a los médicos a decidir si una biopsia de la tiroides es necesaria para confirmar el diagnóstico.
  • Ultrasonido. Imágenes de ultrasonido de la tiroides pueden mostrar causas estructurales subyacentes de la enfermedad de la tiroides como un tumor o quiste.

Diagnosticar la enfermedad de la tiroides, determinar la causa y comenzar el tratamiento pueden ayudar a prevenir las complicaciones graves de salud como enfermedades del corazón y problemas de salud mental. Pruebas de tiroides son hechas fácilmente y son relativamente indoloras, generalmente sólo requieren una muestra de sangre o prueba de imagen. Una vez diagnosticadas correctamente, los síntomas de la enfermedad de la tiroides pueden generalmente ser manejados eficazmente.

Fuente: everydayhealth.com

 

Tags : glándula pituitariahipertiroidismohipotiroidismotiroides
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

4 Comments

  1. Buenos días Dra. Bortoni. Me interesó el artículo de la tiroides porque mi mamá tiene detectada la enfermedad. Ella siente fatiga, falta de ganas de salir, etc. y además come muy mal; pero a parte le han comentado que su vista se está viendo afectada por esa enfermedad.
    Mi mamá se está atendiendo pero persiste su problema, usted trata esta enfermedad?

    Le agradezco mucho su atención y orientación.
    Mi mamá tiene 74 años y pesa un poco menos de 60 kg.

    Saludos cordiales
    Paulina

    1. Buenas tardes Paulina,

      Es muy importante mantener una alimentación adecuada y balanceada en estos casos, la dieta en conjunto con un tratamiento natural puede ayudar a tu mamá a sentirse mejor y con más energía. Si atendemos casos de hipotiroidismo y de hipertiroidismo. Cualquier cosa estamos para apoyarlas.

      Saludos.

  2. Esta enfermedad es mas común de lo que pensamos. Es importante estar informados, espero puedan seguir enviando información al respecto. Gracias y saludos desde Guadalajara Jalisco.

Leave a Response