SOPA MISO

Si alguna vez has comido en un restaurante japonés, es muy probable que hayas comido sopa miso. Puedes prepara esta sopa miso rápida y fácilmente en casa. ¿Que hace que sea tan nutritiva? es que hecho de soya. ya que como está fermentado es un alimento con probióticos.

Hacer esta receta de sopa de miso desde cero significa que puede evitar los aditivos y el exceso de sodio que con demasiada frecuencia se incluyen en las versiones de restaurantes. Me encanta esta receta de sopa de miso con champiñones, incluso puedes consumirla como un tónico caliente cuando se tiene algún resfriado, ya que el jengibre contiene habilidades inmune estimulantes.

Sin embargo a mayoría de la soya que se usa hoy en día en productos comercializados está lejos del tipo consumido tradicionalmente en Japón y otras partes de Asia. Un porcentaje extremadamente alto de toda la soja que se cultiva en los Estados Unidos hoy en día, aproximadamente el 94 por ciento, se modifica genéticamente y no se cosecha de la misma manera que la soja tradicional durante generaciones; por lo tanto, no proporciona los mismos beneficios nutricionales o digestibilidad. Lo que distingue al miso, y de manera similar al natto y al tempeh, otros dos productos de soya, es que son fuentes fermentadas de soya. Cuando fermentas la soja, tienes un producto completamente diferente que produce un conjunto completamente diferente de nutrientes disponibles.

Ahora que ya conoces los beneficios de esta sopa en esta época de otoño- invierno realiza esta esta deliciosa sopa:

INGREDIENTES:

  • 4 tazas de caldo de verduras orgánico
  • 2 cucharadas de miso blanco suave
  • 2 tazas de champiñones frescos o 1/2 taza de seco, picado
  • 1 cebolla grande, cortada en cubitos
  • 2 dientes de ajo, prensados ​​o picados
  • 1 a 2 cucharaditas de jengibre rallado
  • 2 tazas de acelgas picadas
  • 2 cucharadas de aminos bragg de coco

En una olla mediana, calienta el caldo o el agua a fuego medio-alto. Una vez a fuego lento, retira aproximadamente media taza y mezcla con el miso. Agrega la mezcla de miso a la olla junto con los champiñones, la cebolla, el ajo, el jengibre, las acelgas y el aminos bragg de coco. Vuelve a hervir a fuego lento y disminuya el fuego a bajo, hirviendo suavemente durante 20 minutos.

Nutrióloga Andrea Requenes

Leave A Reply

Navigate