La verdad sobre las Zanahorias Baby - Noticias Saludables
close
La Verdad sobre las Zanahorias Baby

 

Noticia del Reino Unido

Verdaderas zanahorias baby

Existen dos variedades de zanahorias baby: las auténticas miniaturas y las fabricadas a partir de las zanahorias tradicionales.

En 1980 se esperaba, en los supermercados, ver zanahorias de cierto tamaño, forma y color. Todo el resto del cultivo tenía que ser vendido para jugo, procesado como alimento animal o simplemente desechado.

Cuentan que el origen de las zanahorias baby surgió por la necesidad de dar uso a las zanahorias que presentaban imperfecciones y no se podían vender. Parece ser que entre zanahorias con nudos, retorcidas o con otras imperfecciones, el granjero californiano Mike Yurosek tenía que desechar hasta 400 toneladas al día. Habría otras salidas, pero hay que reconocer que hacer zanahorias baby le funcionó muy bien

Una zanahoria baby ‘verdadera’ es una zanahoria en la ‘etapa de bebé’, es decir, mucho antes de que la raíz alcance su tamaño maduro. Estas raíces ‘inmaduras’ son preferidas por algunas personas creyendo que son superiores, ya sea en la textura, la nutrición o el sabor. Se cosechan así como resultado de la reducción de los campos de cultivo o como un cultivo de especialidad para ser utilizado en la etapa de ‘bebé’. Las verás en los supermercados, son normalmente muy caras y las venden con sus hojas verdes para “demostrar” que son zanahorias ‘reales’.

Zanahorias baby hechas a mano

Por otro lado Yurosek buscó una manera de aprovechar lo que de lo contrario sería un producto de desecho. Encontró un cortador industrial de ejotes y cortó las zanahorias en tiras de 5 cm y colocando estas piezas en un pelapapas industrial, creó la zanahoria bebé.

En la actualidad es una industria muy floreciente: en los aviones los ofrecen como botanas, las venden en contenedores plásticos con aderezo para acomodarlas en el dispositivo del café en el automóvil, en Disney World y en las hamburguesas McDonald’s las ofrecen como una alternativa a las papas fritas.

No hay nada malo con las zanahorias hechas a mano. Es un alimento que los humanos hemos disfrutado por milenios.

Pero a veces encontramos que muy pronto en nuestro refrigerador se vuelven viscosas o pegajosas. Si las comes así corres el riesgo de intoxicación alimentaria (generalmente de bacteria e-coli o salmonella). Pero esto sucede solamente a zanahorias baby, más no a zanahorias normales debido al procesamiento adicional de quitar la piel con la peladora industrial que quita más que la piel, llevándose los nutrientes que están por debajo de ella. La piel (¡como en los seres humanos!) está allí por una razón, es una capa protectora.

En un intento de alejar la degradación temprana de las zanahorias baby se lavan en una solución de cloro, como se hace con todas las verduras congeladas que compramos, en su debida proporción y por el tiempo apropiado para remover tierra y lodo antes de un lavado final en agua potable. Se guardan ya procesadas en condiciones de congelación ya que una vez que salen de las plantas empacadoras a temperaturas más cálidas se puede fomentar el crecimiento bacteriano. Tendremos que confiar en las condiciones de procesamiento y almacenamiento en industrias y supermercados.

Esta es la historia que conocemos sobre el origen y la elaboración de la zanahoria baby un alimento que se ha hecho muy popular en EE.UU. Las mini zanahorias se comercializan frescas, en conserva y congeladas, y recordemos el último lanzamiento estadounidense en forma de snack, las que pretenden desbancar a los snacks menos saludables.

Parecería ser un cierto riesgo comer zanahoria con ese nivel de procesamiento solo por contar con un valor estético más o menos agradable, que se logra manipulando sabor, color y tamaño, alejándola de su estado natural.

Fuente: carrotmuseum.co.uk

Tags : bebee-colizanahoriasZanahorias Baby
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

1 Comment

Leave a Response