close
¿Pelea con los alimentos? o ¿Un ataque de ejercicio?

Prácticos consejos para mantener tu peso en estas vacaciones

Aunque ya dejamos atrás la fiesta de Acción de Gracias y toda la comida que trae consigo, la temporada de vacaciones y de comer acaba de comenzar. En promedio, los estadounidenses ganan uno o dos kilos en esta época del año. A pesar de que puede que no parezca mucho, si sumamos estos kilos anualmente, nos daremos cuenta que es muy significativo con el tiempo.

Si el zipper de tu vestido favorito para estas vacaciones está amenazando con estallar y estás desesperada por los próximos eventos con buffets, intercambio de galletas, comidas familiares, escoge uno de estos métodos para mantener tu peso y disfrutar de la temporada.

Pelea contra los alimentos

Esta época del año, nos bombardean con comida. Los alimentos hipocalóricos aparecen por todos lados. Mesas llenas de galletas caseras, quesos, postres y entradas irresistibles. Pero resistir es necesario, afirma Amy Moore, Ph.D., profesora de nutrición y dietética en St. Louis University, quien nos comparte estrategias para controlar la alimentación en esta temporada.

Sé exigente con tus ‘pecados’. Puedes comer papitas o postres en otra época del año, pero las fiestas navideñas son un tiempo para probar platillos especiales de la temporada, que a las personas les costó esfuerzo y energía preparar. Así es que si estás en un buffet navideño, busca antes de elegir tu mejor opción, dice Moore. Si el postre que preparó la abuela o la tía se ve delicioso, disfruta una pequeña rebanada, pero no comas entradas ni consumas calorías en bebidas azucaradas. Permítete un gusto, solamente que escoge cuándo y dónde.

Sé inteligente. Cuando hay un platillo de papas enfrente de ti, estás más tentado a estar picando sin estar pensándolo. Presta atención a lo que estas comiendo. Come despacio y saborea cada mordida, tomándote el tiempo para apreciar lo que está entrando en tu boca y cuida la porción que te sirves.

Planea bien tus eventos y tus días de ‘trampa’. Si sabes que asistirás a un evento o una fiesta, desayuna y come saludable. No te mates de hambre, de hecho, considera comer la suficiente porción para poder quitar tu hambre, sugiere Moore. Si no es un compromiso formal y tienes la suficiente confianza con la anfitriona, lleva a los eventos algo saludable para que por lo menos puedas contar con una opción favorecedora. Fruta, como naranja, mandarina y toronja, son perfectos, porque pueden decorar muy bien un platillo navideño.

Platicar y convivir son libres de calorías. Una vez que has tomado un plato de comida en la posada, aléjate de la mesa. Encuentra un espacio cómodo en dónde puedas platicar con otros en la fiesta. El enfoque de la fiesta es la familia, la fe o las amistades. Llénate de conversaciones que son libres de calorías.

El agua también es libre de calorías. Tómala. Combina un vaso con agua con cualquier bebida alcohólica para prevenirte de la cruda. Puedes incluso combinar agua mineral con vino. En vez de tomar limonada o refresco con la comida, escoge agua. Tomar agua te llena, es uno de los trucos favoritos de las nutriólogas, dice Moore. El agua también trae beneficios para tu sistema digestivo, la piel, el músculo y los riñones.

¡Operación Ejercicio!

Acercarse al ejercicio es lo mejor para quienes están comiendo de más en esta época y quieren evitar subir de peso. Ethel Frese, DPT, profesora de fisioterapia y entrenamiento atlético, también en St. Louis University, ofrece los siguientes consejos para quienes quieren quitarse las calorías de encima y quieren convertirse en personas con actividad física activa.

Sé realista. El primer consejo, cuando se trata del ejercicio, es esta advertencia. Convertirte en una persona activa es la mejor manera de mitigar unas calorías extras, pero no es un permiso de agregarlas a lo grande. Suponiendo que te ejercitaste y comiste 350 calorías de postres, encima de tus calorías normales, si quisieras quemar todo este exceso necesitarías aproximadamente una hora de ejercicio intenso. Mientras que no es necesario contar cada caloría, es bueno tener una idea de la relación entre la ingesta de calorías y el ejercicio y saber que te van a exigir hacer más ejercicio, así que piensa un poco y decide balancear bien la comida que quieres ingerir.

Todo cuenta. Este es un dicho famoso, pero Frese advierte que no te desalientes. El ejercicio ofrece muchos beneficios a tu salud y quemar incluso cien calorías extra por día hace una diferencia significante. En algunos casos, la actividad extra puede ser una parte natural de tu rutina para esta temporada. Caminar desde la parte trasera del estacionamiento del centro comercial y caminar de un lado a otro en busca del regalo perfecto, es un buen ejercicio. Limpiar la casa puede quemar calorías, jugar con los niños y decorar la casa también.

Luchar contra el impulso de hibernar. Si los días lluviosos o muy fríos te tientan a quedarte en casa viendo películas y leyendo libros, asegúrate de que no se forme el hábito de evitar salidas. Abrígate bien y sal a buscar aire fresco y ejercicio. Haz mandados cortos a pié, pasa a visitar a amigos y vecinos, evita los alimentos enlatados, visita una exposición en un museo. Disfruta del calor hogareño, pero recuerda que ¡tienes que seguir moviéndote!

Se coherente. El secreto del éxito, dice Frese, es añadir un poco de ejercicio cada día. El esfuerzo se va acumulando y encontrarás que la actividad diaria te hace sentir más feliz, más saludable y más alerta en general. Disfrutarás más la temporada sin la sensación de lentitud provocada por el exceso de horas sedentarios. Incluso si no quemas todas las calorías extras a través del ejercicio, podrás limitar el daño, en enero apreciarás que solo tienes que bajar un kilo, en lugar de dos.

Último consejo de Moore y Frese:

Incluye estrategias de ambos enfoques para maximizar los beneficios. Recuerda que el secreto para controlar su peso es equilibrar las calorías que consumes en comida y bebida con las calorías que quemas con ejercicio. “Incluso los comedores más sanos necesitan ejercicio y los mejores ejercitadores necesitan nutrición”, dice Moore. “La nutrición y el ejercicio proporcionan el uno-dos del manejo del peso en las vacaciones”. Haz un mantra de esta gestión en la temporada para mantener la ganancia. ¿Y si tropiezas? “Afortunadamente, tenemos resoluciones de año nuevo a la vuelta de la esquina”, dice Moore. “Así que si aumentas kilos durante las vacaciones, pronto será el tiempo para eliminarlos rápidamente”.

Fuente: naturalhealthcare.ca

Tags : alimentoscomidaejercicioinviernovacaciones
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response