close
Nutrición

EUA: Replanteamiento de la Pérdida de Peso y Razones de Estar Siempre Hambrientos

Replanteamiento de la Pérdida de Peso y Razones de Estar Siempre Hambrientos

David Ludwig a menudo utiliza una analogía cuando habla de pérdida de peso: Los seres humanos no somos hornos tostadores. Si fuéramos, entonces no importaría el tipo de calorías que consumiéramos, y el conteo de calorías sería la forma más efectiva para bajar de peso.

El Dr. Ludwig, experto en obesidad y profesor de nutrición en la T.H. Chan School of Public Health de Harvard, sostiene que el aumento de peso empieza cuando se comen los tipos equivocados de alimentos, que producen hormonas fuera de control y ponen en marcha ciclos de hambre, antojos y atracones. En su nuevo libro, “Always Hungry”, argumenta que el conductor primario de la obesidad hoy en día, no es un exceso de calorías per se, sino un exceso de alimentos de alto índice glicémico como azúcar, granos refinados y otros carbohidratos procesados.

Recientemente, entrevistamos al Dr. Ludwig sobre estos temas:

  • Qué alimentos actúan como “fertilizante de las células de grasa”.
  • Por qué piensa que la sabiduría convencional sobre la pérdida de peso está totalmente mal.
  • Estrategias a largo plazo para bajar de peso.

Aquí tienes los extractos editados de nuestra conversación:

  • ¿Cuál es básicamente el mensaje de su libro?

La premisa básica es que comer en exceso no te engorda. El proceso de engordar es el que te hace comer en exceso. Puede sonar radical, pero literalmente hay un siglo de ciencia detrás de este punto para apoyarlo. Simplemente recortando calorías como siempre se nos ha dicho, en realidad empeora la situación. Cuando nos recortan calorías, nuestro cuerpo responde aumentando el hambre y ralentizando el metabolismo. Responde en un esfuerzo por ahorrar calorías. Y hace cada vez más difícil la pérdida de peso en una dieta estándar baja en calorías. Crea una batalla entre la mente y el metabolismo que estamos condenados a perder.

  • Pero, siempre se nos ha dicho que la obesidad es causada por comer en exceso. ¿No es este el caso?

Pensamos de la obesidad como un estado de exceso de alimento, pero es más parecido a un estado de inanición. Si las células de grasa almacenan demasiadas calorías, el cerebro no tiene acceso a suficiente para asegurarse de que el metabolismo funcione correctamente. Así que el cerebro nos provoca hambre en un intento de resolver el problema, comemos en exceso y nos sentimos mejor temporalmente. Pero si las células de grasa siguen adquiriendo demasiadas calorías, entonces nos quedamos atascados en este interminable ciclo de comer en exceso y aumentar de peso. El problema no es que haya demasiadas calorías en las células de grasa, es que hay muy pocas en el torrente sanguíneo y reducir calorías no funciona.

  • Esto es totalmente diferente al saber convencional de que la pérdida de peso se reduce a calorías ingeridas y calorías quemadas.

Sí. Una analogía sería como intentar tratar una fiebre con un baño de hielo. Imagínate que vas al hospital con fiebre muy alta, y el doctor dice: “La fiebre es sólo un problema de balance de calor: mucho calor dentro del cuerpo, insuficiente calor saliendo del cuerpo”. Eso es cierto desde un punto de vista de la física así que, el médico decide ponerte en un baño de hielo. Funcionará temporalmente. Un baño de hielo te quitará la fiebre. Pero imagínate lo que va a pasar. Tu cuerpo luchará con furia contra un temblor severo, constricción de vasos sanguíneos y te sentirás fatal. Querrás salirte de ese baño tan pronto como sea posible. Por esa razón, los baños de hielo no son un tratamiento popular para la fiebre.

  • Entonces, en esta analogía, ¿cómo se trata a la causa subyacente?

Un enfoque mucho más eficaz es bajar la temperatura del cuerpo a un punto adecuado con medicamentos como la aspirina. Pon la biología de tu lado comiendo de forma correcta y la pérdida de peso ocurrirá naturalmente, tal como una fiebre se bajará si se trata la causa subyacente de la fiebre.

  • Si no es el comer en exceso, ¿cuál es la causa subyacente de la obesidad?

La dieta baja en grasa y muy alta en carbohidratos que hemos estado comiendo durante los últimos 40 años es la que eleva los niveles de la hormona insulina y programa las células de grasa a ir a toda marcha almacenando calorías. Me gusta pensar de la insulina como un fertilizante de las células de grasa.

Un paciente se da cuenta de que tiene diabetes tipo 1 cuando su azúcar en la sangre es elevado, ya que no produce suficiente insulina. Invariablemente ha perdido peso. Puede comer 5.000 calorías al día y sigue perdiendo peso. No se puede ganar peso sin insulina. Lo contrario también es cierto. Si a alguien con diabetes le dan demasiada insulina, inevitablemente ganará peso. La insulina programa al cuerpo a almacenar calorías, y la mayoría de las calorías se almacenan en las células de grasa. Si tienes demasiada insulina, vas a guardar demasiadas calorías. Esto ya ha sido muy bien establecido científicamente.

  • ¿Cómo logra Ud. que sus pacientes obesos bajen su insulina?

La forma más rápida para bajar la insulina es reducir los carbohidratos procesados y conseguir un equilibrio adecuado de proteínas y grasas en su dieta. Una dieta alta en grasas es la forma más rápida de cambiar el metabolismo. Baja la insulina, calma las células grasas y hace que la gente salga del ciclo de hambre, antojo y comer en exceso.

  • Parece que el programa está defendiendo la dieta de Atkins.

No, esto es diferente. La dieta Atkins es una dieta muy baja en carbohidratos, la que en su forma clásica significa que no puedes comer mucha fruta y mucho menos ningún otro carbohidrato. Muchas personas no necesitan – y probablemente no quieren sostener – los rigores de una dieta muy baja en carbohidratos. Creo que, excepto personas con muy graves problemas metabólicos como la diabetes tipo 2, tales regímenes restrictivos no son generalmente necesarios.

  • ¿Cómo funciona este programa?

Nuestro programa tiene fases. Primero indicamos a los pacientes que eviten completamente los carbohidratos procesados, los azúcares agregados y todos los productos de grano durante dos semanas. Los carbohidratos que se consuman deben ser de una gama de verduras sin almidón, frutas y frijoles. Después de dos semanas, se reintroducen cereales de grano entero, papas, excepto papas blancas – y un poco de azúcar. Se hace esto hasta que el peso se ajuste en un nuevo punto inferior. Podría ser un par de semanas, o puede ser muchos meses para alguien que tenga un problema de peso más importante.

  • ¿Qué opina Ud. de las grasas saturadas?

Creo que en todo el grupo dedicado a Salud Pública estamos reconociendo que la grasa saturada no es el enemigo #1 de la salud. Pero tampoco es necesariamente un alimento more helpful hints. Hay muchos tipos diferentes de grasas saturadas, y cada uno de ellas tiene diferentes efectos en el cuerpo. Cuando reduces carbohidratos procesados y disminuyen los niveles de insulina, la grasa saturada que se consume se quema más rápido y no se pega alrededor del cuerpo.

Tenemos que dejar de pensar en grasas saturadas como simplemente buenas o malas. Nuestro plan de comidas se basa en alimentos naturales integrales, que incluyen grasas saturadas. Pero nos aseguramos de mantener el equilibrio con muchas mono y poliinsaturadas como aceite de oliva, nueces, aguacates y aceite de linaza.

  • Por último ¿qué debe la gente aprender de este libro?

Hasta que no ataquemos las causas subyacentes del aumento de peso – que son las células de grasa en veloz almacenamiento de calorías – vamos a estar en una batalla entre el cerebro y el metabolismo que no podremos ganar. Reducir calorías no lo va a lograr. Eso no cambia la biología. Para cambiar biología, tienes que cambiar el tipo de alimentos que estás comiendo.

Fuente: well.blogs.nytimes.com

Tags : azúcarescaloriasCarbohidratosdietasgrasainsulinakilosperderpeso
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

3 Comments

  1. Gracias por este artículo. Tan lógico y claro el planteamiento sobre este tema de bajar de peso y no lograrlo; me describe tal cual el cómo he manejado desde ese enfoque, mi lucha para entender qué pasa con mi metabolismo, pero sin lograr los resultados esperados de llegar a mi peso ideal. Y con esta información que aquí compararte, sé que podré obtener mejores resultados

Leave a Response