close
7 Sorpresivos Síntomas de No Estar Recibiendo Suficiente Proteína

La proteína es esencial para todos los organismos vivos. Nos da energía, nos ayuda a recuperarnos y nos mantiene satisfechos. La proteína compuesta de una larga cadena de aminoácidos que son los ladrillos con los que se construye los músculos. Nuestro cuerpo produce 11 aminoácidos, y los restantes 9 aminoácidos llamados esenciales, deben ser consumidos en la comida.

¿Cómo saber si tenemos una dieta deficiente en proteínas? A continuación te ofrecemos un listado de síntomas que pueden estar relacionados a una inadecuada ingesta. Siempre recuerda que con cualquier deficiencia de algún nutriente, los síntomas pueden tener otro origen. Esta lista no debe ser utilizada como un auto diagnóstico.

  1. Antojos Antojos constantes y ansiedad por snacks entre comidas, pueden ser una consecuencia de una dieta alta en carbohidratos y baja en proteína. La proteína nivela las altas y bajas del azúcar en la sangre.
  2. Dolor muscular y de articulaciones La debilidad muscular, el dolor y la flacidez donde anteriormente era músculo, puede ser un síntoma de que tus músculos y el líquido de las articulaciones se esta convirtiendo en calorías suplementarias en lugar de usar la proteína que comes en construir músculo, tejido o células.
  3. Lenta recuperación de heridas Para curar y reconstruir células, tejidos y piel y recuperar inmunidad es necesaria una cierta cantidad de proteína.
  4. Problemas del cabello, la piel y las uñas Cabello delgado, cabello que se cae, despellejarse y uñas quebradizas es uno de los primeros síntomas de falta de suficiente proteína en la dieta.
  5. Retención de líquidos La proteína juega un papel importante en impedir la formación de edemas o acumulación de líquido en los tejidos, especialmente tobillos y pies.
  6. Enfermarse continuamente Enfermarse frecuentemente es síntoma de un sistema inmune deficiente. Las células de este sistema están hechas de proteínas.
  7. Mente nublada Tener períodos cortos de energía mental seguidos de periodos de nublazón puede estar relacionados con niveles fluctuantes de azúcar en la sangre y con falta de proteína.

¿Cuánta proteína deberías comer?

Es difícil ser deficiente en proteínas si consumes una dieta con una variedad de alimentos completos. Si no estás recibiendo suficiente proteína significa que no estás consumiendo suficientes calorías tampoco y estas utilizando la proteína para tener energía en lugar de utilizarla para construir musculo, para defensas de tu sistema inmune, para tu cabello, piel y uñas. Como mínimo, una persona que pesa alrededor de
65-70k debe consumir 55 gms. de proteína. Pero la cantidad va a variar de acuerdo a muchos factores: nivel de actividad, edad, masa muscular y estado de salud general, entre otros.

¿Quién está en riesgo de tener deficiencia de proteínas?

  • Los adultos mayores: Su habilidad de usar la proteína es menos eficiente por su edad.
  • Los atletas: Queman más calorías y usan más proteína para construir músculo.
  • Los que están recobrando de heridas o de una enfermedad grave:  Para curarse es necesario consumir tanto y medio más de las proteínas recomendadas en tiempo regular.
  • Personas estresadas: Las hormonas del estrés aumentan el deterioro del músculo y los tejidos, tanto en tiempos de estrés físico o emocional.
  • Personas que siguen una dieta para bajar de peso: Muchos estudios demuestran que es necesaria una adecuada ingesta de proteína para perder peso, nivelar el azúcar en la sangre y prevenir el deterioro de los músculos.
  • Personas con problemas estomacales o bajos niveles de acidez: Muchas personas tienen desbalance en su sistema digestivo o no digieren apropiadamente las proteínas. Esto puede conducir a baja inmunidad, aumento de peso y deficiencia de proteínas, se debe de contar con una cantidad adecuada de ácido hidroclórico para digerir las proteínas.

¿Qué puedes hacer si crees que falta proteína en tu dieta?

  • Si estas consumiendo alimentos procesados y exceso de carbohidratos y azúcares, reemplázalos con alimentos completos, por ejemplo, dos o tres porciones de carne, pescado, pollo, queso, huevos, granos enteros, frutas y verduras. Existe una gran cantidad de proteína tanto animal como vegetal.
  • Si eres vegetariano, las fuentes de proteína incluyen granos enteros, lenteja, soya, frijol, nueces, semillas y vegetales.
  • Si no te gustan los alimentos con proteína o no los quieres comer, considera el suplemento de proteína en polvo hecho de soya, huevo, arroz, chícharo o suero (whey).
  • Si crees que tienes bajo nivel de ácido estomacal consulta a tu médico o a una nutrióloga para que te ofrezcan una buena opción.
  • Si vives con mucho estrés busca aprender a meditar, a hacer yoga o cualquier otra actividad que funcione para ti, para que lo reduzcas.

Afortunadamente para nosotros, la proteína está a nuestro alcance de muchas formas, cruda y cocida. No importa que dieta sigas, existen un buen número de posibilidades de añadir proteína a nuestra dieta en formas saludables y deliciosas.

Fuente:  mindbodygreen.com

 

 

Tags : antojosCarbohidratosdeficitenergíamalnutricionproteínasíntomas
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response