close
ejercicio

Siendo nutrióloga las personas algunas veces asumen que yo no batallo con los antojos. La verdad es que como todos, tampoco crecí comiendo verduras y moras. Por años me alimenté de todos los carbohidratos conocidos, pizza, tacos y bagels y el resultado no era precisamente una imagen de salud. Como estudiante me costaba mantenerme despierta en clase, tenía períodos de depresión y cuando podía, dormía hasta el mediodía.

Fui atleta en la universidad, hacía tres horas diarias de ejercicio y comía lo quería. Aun así me caía dormida después de un Venti Frappuccino. Yo sabía que algo no andaba bien.

Mientras mi terapeuta me recomendaba medicamentos, mi intuición me señalaba el azúcar. No era lógico que mi doctora me aumentara la dosis de la medicina sin preguntarme qué comía o cómo dormía. Lentamente fui suprimiendo los alimentos altos en azúcar y pronto pude percibir una notable diferencia.

Estas son algunas de las maneras más notorias en que cambió mi vida cuando me deshice del azúcar:

1.- Estuve más alerta de mis hábitos alimenticios
No sabía cuánto azúcar consumía al día hasta que empecé a leer las etiquetas. Despacio fui siendo más consiente de mis opciones y adopte nuevos hábitos y descubrí una normalidad nueva respecto a la comida.

2.- Mi energía aumentó
Al principio me sentí cansada pero después de varios días de ajuste, me apoye en la habilidad de mi cuerpo de producir energía. Pronto ya no tuve necesidad de cafeína o azúcar.

3.- Deje de dormir hasta el mediodía
Literalmente me sentía victoriosa si lograba levantarme antes de la 12:00 en los fines de semana, pero al ir dejando el azúcar podía brincar de la cama. Siempre tuve la noción de que no era ‘persona de mañana’, pero sin azúcar esto resultó ser falso.

4.- Encontré claridad mental
Pensaba que sentía telarañas en la cabeza, todo se me olvidaba, lo que limitaba mi productividad y mi eficiencia. Ahora sin azúcar deje de sufrir esa nebulosa mental y los olvidos.

5.- Perdí peso
Cuando comía azúcares no podía perder peso, era muy difícil formar músculo. Una vez que dejé el azúcar mi organismo dejo de utilizar la glucosa como energía y quema la grasa más rápido.

6.- Me volví menos ansiosa
Golpes de azúcar en la sangre afectan tu producción de energía y por consecuencia la habilidad de responder de forma pacífica o ansiosa a los estímulos externos. El consumo de azúcar también suprime el Factor Neurotrópico Derivado del Cerebro (BDNF por sus siglas en inglés) que aparentemente es bajo en personas que sufren depresión o ansiedad.

7.- Ahorré dinero
Haciendo cuentas me di cuenta de que evitando las proteínas de barritas azucaradas, chocolates, lattes, y costosos cocteles puedo ahorrar cerca de $4,000.00 al mes; multiplicados por 12 meses son $50,000.00 al año, los que puedo usar para viajes o cualquier otra cosa que sea ganar-ganar.

8.- Mi piel se aclaró
El halago que más recibo ahora es por mi piel. Me llama la atención porque esta jamás fue un tema digno de comentarios. Ahora me dicen que hay algo que brilla en mí.

9.- Mis relaciones mejoraron
Teniendo más energía, más claridad de mente, más paciencia y sintiéndome mejor sobre mí misma (sin estímulos externos) ha tenido un gran impacto en mis relaciones personales. El cambio fue evidente, empecé a atraer a más personas positivas a mi entorno.

Además, dejar el azúcar me ayudó a encontrar mi vocación: La sabiduría de mis heridas, como se dice, de ser una adicta completa al azúcar fue que mi lucha no fue en vano. Una vez que lo pude dejar, gane la confianza y el deseo de ayudar a otros a encontrar dulzura más allá del azúcar.

Fuente: mindbodygreen.com

Tags : azúcarbajar de pesobellezaconfianzaenergíamedicinapielsalud
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

6 Comments

  1. Buen dia:
    Mi principal problema es que por más que haga un cambio de hábitos y algo de ejercicio no me baja el estómago y mis gorditos en la espalda bajo los brazos siguen igual podría decir q soy delgada con estómago y espalda gorda, no me gustan mis piernas por delgadas, imaginame ☺, tengo 41 años, mido 1.57 m, peso 63 k., tengo 3 hijos, qué puedo hacer? Como cero azúcar, pero como me he decepcionado estoy empezando a tomar refrescos, sé que no está bien,pero como no veo cambios, ya no me importa.
    Me podrías dar un consejo por favor.
    Gracias de antemano y que Dios te bendiga por compartir tus conocimientos.

  2. Hola yo tengo una duda, dejar el azúcar también implica dejar de comer frutas? Ya que hay algunas con una gran cantidad de azúcar

Leave a Response