close
651×326-la-nutricionadecuada

  1. Pon siempre la mesa

Los niños de las familias con horarios estructurados para tomar sus comidas tienen hábitos de alimentación más sanos. Las familias con adolescentes donde solo comen todos juntos una o dos veces a la semana  muestran problemas de sobrepeso en una relación de más del doble, comparada con los que comen al menos tres o cuatro comidas juntos. Si no puedes reunirlos para comer juntos a diario al menos puedes poner alguna regla. Sentarse juntos lo más posible en el desayuno y la comida, esto te  dará la oportunidad de enseñarles lo que es saludable o no para su alimentación.

  1. Comer más alimentos naturales y menos procesados por la ciencia

Esta es una regla de alimentación saludable que te será útil al ir al súper y surtir tu despensa. Entre más corta es la lista, es más saludable la comida que les das. La FDA tiene una lista de más de 3,000 ingredientes que son considerados seguros para consumo humano, pero a nosotros nos preocupa  esa lista de aditivos químicos tan larga. La USDA reporta, por poner un ejemplo, que la mayor parte del sodio consumido por la población viene de alimentos procesados. La sal viene naturalmente en un 12%. Los fabricantes de comida le agregan un 77%.

  1. Bebe con responsabilidad

Muchos de nosotros recordamos constantemente el adagio “cuidado con lo que comes” y olvidamos otra gran amenaza a nuestra salud, no vigilamos lo que bebemos. El consumo de refrescos azucarados se ha doblado en los últimos 20 años y añaden 330 calorías diarias  a nuestro consumo. Una estrategia interesante es tener en el refrigerador agua fresca, naranjas y limones listos para añadirle un poco de sabor a nuestro vaso de agua o el de nuestra familia. Otra estrategia es revisar cuidadosamente las etiquetas de los jugos que compras, limítate a los que ofrezcan 100% de jugo de fruta y escoge los hechos de una sola fruta sin combinaciones de otras de alto contenido de azúcar.

  1. Cuidado con la porción

Las porciones de los “snacks” no son lo único que ha crecido enormemente con el tiempo. Desde el año 1977 hasta ahora, las hamburguesas han crecido en 97 calorías, las papas fritas, en 68 calorías y la comida mexicana, en 133 calorías de acuerdo a un análisis de Nationwide Food Consumption Survey. Una manera fácil de cortar esta tendencia creciente es comprar platos y vasos más pequeños. Está comprobado que comemos porciones un tercio más de calorías cuando nos servimos porciones más grandes.

  1. Nunca dejes de desayunar

Las mañanas pueden ser de locura, pero son la mayor esperanza de mantener la salud nutricional. Las personas que no se desayunan tienen más tendencia a enviciarse con el cigarro y la bebida, tienden a no hacer ejercicio, a seguir dietas de moda y vivir preocupadas por su peso. Sus razones van de no tener tiempo, a no tener hambre o estar a dieta. Las personas que desayunan consumirán más calorías, pero también consumirán significativamente más fibra, calcio y otros micronutrientes. También consumirán  menos refrescos, papas fritas y más frutas, verduras y leche. Piénsalo bien los que desayunan comen más comida, pero pesan menos.

Fuente: http://eatthis.menshealth.com/slide/neverskipbreakfast?slideshow=77650#sharetagsfocus

Tags : adecuadanutriciónReglas
Antonio

The author Antonio

2 Comments

Leave a Response