Contaminación en Frutas y Verduras - Noticias Saludables
close
Contaminación de frutas y verduras

NO comas TODAS las frutas ni verduras… ya no es como antes…

Hoy en día se usa una gran cantidad de químicos para evitar el ataque de insectos, pestes, hierbas malas, hongos o para prevenir la putrefacción tanto de frutas como de verduras.

Environmental Working Group ha publicado una lista clasificando las frutas y verduras, empieza con las mejores (libres de todo químico) terminando con las peores según el daño que ocasionan a nuestro organismo.

1. cebolla
2. aguacate
3. maíz dulce congelado
4. piña
5. mango
6. guisantes dulces congelados
7. espárragos
8. kiwi
9. repollo
10. berenjena
11. melón
12. sandia
13. toronja
14. papa dulce o camote
15. melón dulce
16. ciruelas
17. cranberries
18. calabacita
19. brócoli
20. plátanos
21. tomate
22. coliflor
23. pepino
24. melón importado
25. uvas
26. naranja
27. frambuesas rojas
28. pimientos
29. chicharos
30. pepino importado
31. calabaza
32. ciruelas importadas

Estas ultimas son preferibles comprarlas orgánicas, de no ser así la recomendación es consumirlas con moderación, limpiarlas muy bien y evitar su consumo en los restaurantes.

33. peras
34. zanahorias
35. blueberries importadas
36. lechuga (ciertos restaurantes tienen la opción de ensaladas con lechugas hidropónicas)
37. uvas
38. papas
39. cerezas
40. espinacas
41. nectarine
42. manzanas
43. fresas
44. durazno
45. apio

En el 2007 (cabe mencionar que seguimos igual o hasta peor) existió una publicación en Chile sobre este tema; alertan por presencia de plaguicidas tóxicos en frutas y verduras; el 63% de las frutas y verduras que consumimos en el país contiene residuos de plaguicidas peligrosos. Así se desprende del informe “Programa de Monitoreo de Residuos de Plaguicidas en Vegetales” desarrollado por el SAG y que ha mantenido oculto a la opinión pública por más de un año. El documento fue dado a conocer por organizaciones ambientalistas y de consumidores. El estudio, realizado en el año 2006 y publicado en el 2007, ha sido solicitado en diversas oportunidades al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) por la Alianza por una Mejor Calidad de Vida (RAP-AL Chile)* y jamás le ha sido entregado. El informe contiene resultados alarmantes que fueron dados a conocer por los dirigentes María Elena Rozas, de RAP-AL Chile; Lucio Cuenca, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA); Juan Carlos Cárdenas, de Ecocéanos; Omar Pérez, de la Liga Ciudadana de Consumidores, y José Luis Hernández, de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (CONADECUS). El SAG analizó 374 muestras (233 hortalizas y 141 frutas) de todo el país. Según las normas de la Unión Europea, el 31,82 por ciento de los vegetales analizado sobrepasó los límites permitidos. El 20.32 % de las hortalizas y el 11,50 por ciento de las frutas contenían residuos de plaguicidas por sobre la norma.

El análisis detectó insecticidas y fungicidas de gran toxicidad aguda y crónica. Entre ellos, plaguicidas con efectos cancerígenos y teratogénico (malformaciones congénitas), y alteradores de los sistemas nervioso, reproductivo e inmunológico. Entre los plaguicidas más peligrosos que se detectaron con mayor frecuencia en el estudio, destacan: metamidofós, azinfos metil, clorpirifós, iprodione, captan, carbendazim, metomil, dicofol, dimetoato, entre otros. Los dirigentes ambientalistas y de consumidores plantearon que esto demuestra que el proyecto de ley que prohíbe los plaguicidas más peligrosos (1a y 1b, según la clasificación de la Organización Mundial de la Salud) debe ser aprobado con urgencia en el Senado, y solicitaron al Ejecutivo que se haga parte de esta demanda. Asimismo, señalaron que tanto la autorización y registro de plaguicidas en Chile, en todas sus aplicaciones, como la fiscalización del uso que se hace de ellos tendría que estar a cargo del Ministerio de Salud y no del SAG.

Productos con más residuos (mismos de hoy en día).

Como referencia general, la mayor parte de las frutas (manzana, durazno, frutilla, frambuesa, uva de mesa) analizadas en el monitoreo del SAG provenían principalmente de las regiones Metropolitana, VI y V. Sin embargo, las manzanas y duraznos muestreados eran mayoritariamente de la V y VIII, y la uva de mesa de la III y IV Región.

Las hortalizas (acelga, espinaca, lechuga, papa, pimiento, repollo, tomate) correspondían a todas las regiones del país, a excepción del tomate que provenía principalmente de la I Región. El 70 por ciento del total de las muestras tenía trazabilidad respecto del origen (región, localidad, productores).

Los productos que presentaron la mayor cantidad de residuos de plaguicidas fueron los pimientos (24 tipos diferentes de plaguicidas), tomate (17), uva de mesa (16) y duraznos (16). Según el Codex Alimentarius, se detectaron transgresiones a la norma en pimiento, repollo y manzanas.

En el caso del Límite Máximo de Residuos (LMR) de la Unión Europea, en todas las muestras analizadas se encontraron valores por sobre la norma. Destacamos algunos de los resultados obtenidos: Acelga: Tres plaguicidas sobrepasaron la norma. En el caso del metamidofós, cuyo LMR es 0,01mg/kg, se detectó una cifra máxima de 23,86 mg/kg. Lechuga: Siete plaguicidas sobrepasaron la norma. En el caso del metamidofós, cuyo LMR es 0,05 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 10,83 mg/kg. En el caso de carbendazim, cuyo LMR es de 0,05 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 5,95 mg/kg. Espinaca: Cuatro plaguicidas por sobre la norma. En el caso del metamidofós, cuyo LMR es 0,05 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 3,94 mg/kg. En el caso de carbendazim, cuyo LMR es de 0,1 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 6,57 mg/kg. Repollo: Dos plaguicidas sobrepasaron la norma. En el caso del metamidofós, cuyo LMR es 0,01 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 0,62 mg/kg. En el caso de carbendazim, cuyo LMR es de 0,1 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 0,40 mg/kg. Tomate: Cuatro plaguicidas por sobre la norma. En el caso del metamidofós, cuyo LMR es 0,01 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 0,24 mg/kg. Pimiento: Diez plaguicidas por sobre la norma. Se destaca el metomil, cuya MLR es 0,05 mg/kg, y se detectó una cifra máxima de 2,38 mg/kg. En el caso del metamidofós, cuyo LMR es 0,01 mg/kg, se detectó una cifra máxima de 1,8 mg/kg. Otro caso destacable es el imidacloprid, con un LMR de 0,01 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 0,96 mg/kg. Frambuesa: Un plaguicida. Carbendazim, con un LMR de 0,1 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 0,27 mg/kg. Manzana: Cinco plaguicidas sobre la norma. Se destaca el carbendazim, con LMR 0,2 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 0,45 mg/kg. Durazno: Cinco plaguicidas sobre la norma. Se destaca el iprodione, con LMR 3 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 9,2 mg/kg. También, metamidofós, cuyo LMR es 0,05 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 0,17 mg/kg. El carbendazim, con un LMR de 0, 5 mg/kg, y se encontró un máximo de 1,62. Uva de mesa: Cuatro plaguicidas sobre la norma. Se destaca el carbaril, con LMR 0,05 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 0,26 mg/kg. También, metomil, cuyo LMR es 0,05 mg/kg, y se encontró una cifra máxima de 0,14 mg/kg.

Es importante tener presente que en el 8,5 por ciento de todas las muestras se detectaron plaguicidas no autorizados en Chile para ser usados en esos cultivos.

Esto es algo serio…NO ES LA IDEA GENERAR MIEDO SOBRE LO QUE COMES, SINO LA IDEA ES DARTE LA OPCION MAS INTELIGENTE SOBRE LO QUE DEBES DE COMER… lo ideal, es seguir la recomendación. Si necesitas mas información visita www.ewg.org

Tags : contaminacionfrutasverduras
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

1 Comment

Leave a Response