close
Lo mejor para los niños es comer en familia

 

Noticia de Nueva Zelanda

Al hacer sus comidas con adultos, los niños tienen más probabilidades de conocer una amplia gama de alimentos, clave para mantener su dieta sana y equilibrada.

Según un estudio reciente, los niños que comen las mismas comidas que sus papás tienen la oportunidad de una alimentación más sana. Comer la misma comida que sus papás tiene un gran impacto en la salud de un niño pequeño; más que cualquier otro factor.

La Dra. Valeria Skafida, del Centre for Population Health Sciences en la Universidad de Edimburgo, encontró que los niños primogénitos tenían dietas más saludables que los que nacieron en segundo o tercer lugar. A la luz de este estudio, que revisó la dieta de 2000 niños de 5 años de edad, y como resultado se recomienda que la alimentación se mantenga pareja para todos y que el gobierno debiera ayudar a establecer buenos hábitos alimenticios desde temprana edad.

Skafida dijo que Gran Bretaña es casi el único país, en Europa que habla de la “Simplificación” de las comidas para niños en restaurantes y en casa, en lugar de alentarlos a comer lo que comen los adultos.

Existe una creciente preocupación por el aumento de platos preparados comercializados para niños pequeños y por otro lado hay niños sobre-alimentados con productos que a menudo carecen de nutrientes esenciales.

“Si los niños estuvieran comiendo lo que comen sus padres -y, como los franceses, comieran a la mesa- entonces no tendríamos el problema de la deficiencia de hierro que tenemos,” dijo el Dr. Colin Michie, presidente del Royal College of Paediatrics and Child Health’s Nutrition Committee.

Dijo que los niños actuales podrían tener, además de problemas con deficiencias en hierro, deficiencias en vitamina D y en menor grado, de zinc, y que estaba viendo en consulta muchos pacientes pequeños con dificultades para comer porque sus padres, muy ocupados, los ‘sientan solos’ y padres que cocinaban comidas diferentes para ellos.

“Si se sentaran juntos, habría menos posibilidades de que los niños manipularan a los padres por la comida, lo que es tan común. Comer la misma comida que los adultos es un asunto de comportamiento, los niños copian el comportamiento de los adultos”, agrega Michie.

“Hay diferentes conceptos sobre la comida en diferentes partes de la población. Por ejemplo, la dieta de adultos asiática es una dieta brillante, pero muchas madres asiáticas llenan a sus hijos con leche de vaca, lo que significa que comen menos comida sólida, pero esta leche está diseñada para sus crías animales, no tiene hierro. La falta de hierro afectará el rendimiento escolar. Luego tenemos a la población que protege eficientemente a sus niños con bloqueadores UVB. Pero es tanto, que se genera un problema de deficiencia grave de vitamina D. Especialmente para los niños negros, cuyas pieles ya luchan con el clima del norte de Europa. Además existe una creciente ola de obesidad infantil de sobre-alimentación por lo que se está tratando de reducir el consumo de energía. Las carencias son en micro nutrientes, vitamina D, hierro y zinc,… las deficiencias se acumulan con el tiempo “, continua Michie.

Las vidas ocupadas de los padres se reflejan en muchos platos preparados y comida para llevar de las dietas de los niños, dijo Judy More, una nutrióloga pediatra y miembro del Infant & Toddler Forum, que también está preocupado de que una gran cantidad de menores de 5 años beben demasiada leche: “es fundamental hasta 12 meses, pero luego está deteniendo en los niños una nutrición adecuada. El hierro es un nutriente esencial y los niños tienen una ingesta pobre de él”. Ella dice que es una gran ventaja para los niños comer con sus papás por estar expuestos a una amplia gama de alimentos, la clave para mantener su dieta sana y equilibrada.

“De los platillos a la venta, ya preparados, la voluntad de los niño se irá a uno o dos, de lo que compran los padres, y será su confinamiento a una estrecha gama de alimentos. Todo sobre el comer juntos es que los niños, especialmente los menores de 5 años, aprenden mucho copiando. Miran y ven a adultos comer y aprenden a ser menos selectivos.”

Skafida dijo: “No quiero estigmatizar a los padres, realmente no es fácil criar niños. Los niños son exigentes y difíciles en ciertas edades con la comida y el tema se convierte en un callejón sin salida. Prefieren darles lo que les gusta en lugar de luchar contra ellos. Desafortunadamente, los alimentos que son generalmente más aceptados por los niños, no ocupan lugares altos en las listas de alimentos nutritivos.”

Fuente: nzherald.co.nz

 

 

Tags : comer en familiacomidamejorniños
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response