close
Los estudios encuentran la reducción del consumo de bebidas azucaradaspuede reducir la cantidad de calorias ingeridas, pero solo un poco.

ENERO DE SALUD. 11, 2016 – 5:30 AM JST (4)Los estudios realizados en Gran Bretaña y México sugieren reducir el azúcar en las bebidas azucaradas o evitar más el consumo puede ayudar a las personas limiten su consumo de calorías y reducir su riesgo de desarrollar diabetes, pero no por mucho.

Dos piezas separadas de la investigación publicada en el British Medical Journal y la revista The Lancet Diabetes y Endocrinología encontraron que uno u otro enfoque puede conducir a una disminución de calorías de entre aproximadamente 16 y 39 al día.

Comité de Salud del Parlamento británico llamó en noviembre pasado por duras medidas, incluyendo un impuesto a las bebidas azucaradas para combatir la obesidad infantil, pero un portavoz del primer ministro, David Cameron, dijo que no estaba de acuerdo y propondrá otras medidas.

Graham MacGregor, quien dirigió el estudio del Reino Unido como profesor de medicina cardiovascular y presidente de la Acción sobre el grupo de campaña Azúcar, dijo que el impacto positivo de reducción de calorías podría ser dramática a través de una gran población durante varios años, aunque su efecto no era fuerte en una nivel individual.

Una reducción gradual en el contenido de azúcar en las bebidas “en cinco años – sin reemplazarlo con edulcorantes artificiales – es el mejor enfoque, sugirió.

“Nuestro estudio muestra que esta estrategia podría tener un profundo impacto en la reducción de la ingesta de energía a partir de bebidas endulzadas con azúcar, por lo que podría reducir el riesgo de la obesidad y la diabetes tipo 2 en el largo plazo tipo”, dijo en un comunicado sobre los hallazgos.

La investigación de su equipo utilizó un modelo predictivo para evaluar el impacto potencial de una reducción del 40 por ciento en azúcares libres añadido a las bebidas de más de cinco años en Gran Bretaña.

Los resultados mostraron que esto llevaría a una caída promedio en el consumo de energía de 38,4 calorías al día por el final del quinto año, dando lugar a una reducción promedio en el peso corporal de 1,2 kg en adultos.

Esto, según el estudio, se traduciría en unos 500,0000 menos adultos sobrepeso y un millón menos de la obesidad – que a su vez impediría entre 274.000 y 309.000 casos de diabetes tipo 2 relacionada con la obesidad en los próximos dos decenios.

Stephen O’Rahilly, quien es director de los laboratorios de investigación del metabolismo de la Universidad de Cambridge y no participó directamente en ninguno de los estudios, dijo que sería difícil discutir con las conclusiones generales del trabajo de MacGregor.

No obstante, era “un estudio puramente teórico”, agregó. “Hay muchos supuestos hechos que reducen la confianza en las declaraciones con respecto a la medida precisa del beneficio para la salud.”
En el segundo estudio en México, los investigadores analizaron el efecto real de un impuesto del 10% a las bebidas endulzadas con azúcar introducidas en enero de 2014.

Encontraron que se asoció con una reducción del 12% en las ventas de bebidas gravadas y un aumento del 4% en las compras de bebidas libres de impuestos de un año después de que se puso en práctica.

Tom Sanders, profesor de nutrición y dietética en el Kings College de Londres que se le pidió para el comentario independiente, dijo impuestos azúcar pueden trabajar, pero el efecto es pequeño.

“Este estudio muestra una caída de 36 mililitros por cabeza por día, dijo. Esto es equivalente a alrededor de 1 terrón de azúcar (16 calorías), que es una gota en el océano de calorías.”

La prevención de la obesidad necesitarían reducciones a largo plazo en la ingesta total de alrededor de 300 a 500 calorías al día, Sanders agregó, mucho mayor que el impuesto mexicano ha logrado.

Richard Tiffin, director del centro para la seguridad alimentaria en la Universidad de Reading, estuvo de acuerdo. “Para que la política sea realmente eficaz en la mejora de la salud, se requiere una reducción mucho mayor en el consumo”, dijo.

“El impuesto es demasiado contundente instrumento para lograr esto”, dijo.

Por Kate Kelland

Tags : bebidas azucaradascaloriasdiabtesimpuestoobesidadRefrescos
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response