Sabías qué Dormir Menos Conlleva a estas Enfermedades

El sueño y la salud están interrelacionados. Comprobamos que cuantas menos horas se duerme, mayor es el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”, aseguró el doctor Michael A. Grandner, del Centro del Sueño y Neurobiología Circadiana de la University of Pennsylvania, Filadelfia.

Es por esto que si descontrola su ciclo de sueño y el tiempo de vigilia del cuerpo, la presión sanguínea aumenta, se liberan hormonas del hambre y la regulación del azúcar en la sangre va a la baja. Con el tiempo esto podría sentar las bases para enfermedades metabólicas como la diabetes. El simple hecho de quedarse despierto hasta tarde viendo la televisión, trabajando en la computadora (o navegando por la red en su iPad o teléfono celular) tendrá un efecto igualmente perjudicial.

La luz azul emitida por la tecnología de las pantallas inhibe la producción de melatonina de manera muy eficaz, lo que le dificulta dormir y permanecer dormido toda la noche. Los campos electromagnéticos (EMFs) de este tipo de tecnologías también tienen efectos significativos. Abordaré estos dos problemas a continuación. cada uno de los órganos tiene básicamente su propio ritmo de actividad y descanso–los momentos del día o la noche en que la función está en su punto máximo y los momentos en que la función está en su punto más bajo.

Esta es la razón por la que las personas que consumen su alimento principal más temprano durante el día pierden más peso que aquellos que lo consumen a altas horas de la noche lo cual de hecho es 25 % más peso, que es una diferencia bastante significativa. Su metabolismo no funciona de forma óptima a altas horas de la noche, por lo que las calorías consumidas no se metabolizan de forma tan eficiente como durante la primera parte del día cuando la actividad corporal y metabolismo se encuentran en su punto máximo.

Aumentar a ocho el número de horas que duermes todas las noches y mejorar la calidad del sueño podrían ayudar a reducir los riesgos asociados con la privación del sueño de forma significativa. A continuación te presento varias sugerencias que podrían ayudar a conciliar mejor el sueño:

  • Establece una rutina relajante antes de dormir.
  • Ponte horarios fijos para dormir por lo menos que sean constantes de 4 a 5 veces por semana.
  • Toma el sol en la mañana y a medio día.
  • Realiza ejercicio diariamente.
  • Evita aparatos electrónicos por lo menos media hora antes de acostarte.

Empieza por modificar tu rutina del sueño ahora ya sabes que el retrasar tus horas sueño afectan en gran manera a la salud.

Nutrióloga Andrea Requenes

Leave A Reply

Navigate