close
Ojo con las toallitas desmaquillantes

¿Con qué sueles retirarte el maquillaje? ¿Eres de las que usan toallitas desmaquillantes? Es muy probable, si hacemos una encuesta encontramos que una gran mayoría de mujeres optan por este eficaz método desmaquillante.

Las toallitas son prácticas, funcionales y las hay de buen precio. Sin embargo, dos dermatólogos estadounidenses, entrevistados por el Huffington Post, alertan sobre su uso.

Según Maryann Mikhail y Craig Kraffert, los ingredientes activos de las toallitas, por lo general, son los mismos que los de los limpiadores regulares y ambos se basan en agentes tensioactivos, que disuelven el maquillaje, así como solubilizantes y emulsionantes que ayudan a remover el aceite y la piel muerta.

Sin embargo, si no nos lavamos la cara después de usarlas –que casi nadie hace- corremos el riesgo de que la limpieza facial no se haga tan a fondo como pensamos y quede una parte de la suciedad en la piel.

Cuidado con los ingredientes activos.

Por otro lado, agregan los dermatólogos, usarlas muy a menudo puede causar irritación. En opinión de Dr. Kraffert, las toallitas “son rápidas y convenientes, pero no son óptimas para la salud general de la piel”.

Esto se debe a que, al no enjuagar los ingredientes activos del producto el residuo que queda puede, como se mencionó, exponer la piel a altas concentraciones de solubilizantes, tensioactivos y emulsionantes. Ello puede provocar sequedad e irritación en algunas personas, especialmente en quienes tienen la piel seca o sensible.

Además, agrega la Dra. Mikhail, algunas toallitas contienen alcohol, lo que puede causar ardor y/o picazón. Un detalle más a tener en cuenta: para aumentar la vida útil del producto, generalmente se agregan conservantes que también podrían exponer la piel a productos químicos dañinos o que causan alergia.

Ambos expertos advierten a las personas con eccema o rosácea evitar este tipo de toallitas, ya que incluso las irritaciones leves pueden desatar una crisis o alergia.

5 consejos para un uso correcto.

Si de todos modos estás decidida a seguir usando toallitas desmaquillantes, los dermatólogos estadounidenses ofrecen algunos consejos:

  1. Después de usar el producto, enjuaga tu rostro con agua inmediatamente para eliminar todos los residuos de ingredientes irritantes que normalmente quedan en la piel.
  2. Evita utilizar las toallitas alrededor de los ojos y el borde de los labios, ya que estas zonas son especialmente sensibles.
  3. Si tienes la piel seca o mixta, asegúrate de aplicar crema hidratante después de utilizar una toallita.
  4. Revisa los ingredientes. Ten cuidado con los productos químicos que liberan formaldehído, utilizados como conservantes, como las que contienen 2-bromo, 2-nitropropano y 1,3-diol (sustancia química que libera niveles bajos de formaldehído). Kraffert recomienda elegir toallitas que tengan fenoxietanol en su lugar.
  5. Mantente alejada de las toallitas con fragancias, lo que puede causar irritación adicional.

Un último consejo:
La piel de tu rostro es sumamente frágil y delicada, y merece ser tratada con sumo cuidado. ¡No lo olvides!

Fuente: Patricia Liceaga, equipo Nutrición Avanzada

Tags : alcoholirritacióntoallitas desmaquillantes
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response