close
Acelerando tu metabolismo

Con el paso del tiempo para muchos el mantenerse en un peso adecuado o el querer bajar de peso se vuelve más complicado, y se considera que el principal problema es el cambio que se genera en el metabolismo al ir aumentando la edad.

Pero, ¿es imposible mantener un metabolismo activo y joven? No en realidad.

No podemos ignorar que la genética y la edad juegan un papel importante en la función de nuestro cuerpo, sin embargo estudios recientes sugieren que cada quien puede decidir cómo funciona su metabolismo, y que se puede evitar la disminución que sucede después de los 30-40 años de éste mismo, la clave está en ir ajustando la dieta, el ejercicio y los hábitos de sueño. El Dr. Scott Isaacs, autor de “Balance hormonal: como perder peso entendiendo tus hormonas y metabolismo”, nos dice: “Piensa en tu cuerpo como un motor, tu metabolismo es la velocidad a la que corre el motor”.

Para poder lograr mantener nuestro metabolismo activo hay 4 factores primordiales que se deben tomar en cuenta, y que es necesario cambiar y mantener conforme pasa el tiempo.

  1. Comer temprano: La tasa metabólica basal (número de calorías que el cuerpo quema en descanso) se basa en factores como la edad, el peso y el tipo de cuerpo, por lo que no hay mucho que hacer para alterarla, pero si hay muchas cosas que se pueden hacer para cambiar el número de calorías que se quemen por encima de eso. Específicamente, desayunar. Ir a trabajar con el estómago vacío, es como oprimir el botón de pausa en tu metabolismo. La explicación es la siguiente: cuando el cerebro siente que el estómago esta vacío, manda un mensaje a las células para conservar la energía por si en dado caso no llega la siguiente comida, en otras palabras, tu cuerpo retiene las células de grasa en lugar de eliminarlas.

  2. Elegir bien los alimentos: Un estudio en el 2011 en la revista Neuron, sugiere que la proteína estimula a las células responsables de encender el mecanismo de quema de energía. Los alimentos altos en azúcar y carbohidratos procesados, por otra parte, pueden causar resistencia a la insulina, causando que tu cuerpo conserve calorías como grasa.

  3. Suda tu peso: No solamente el ejercicio afecta tu metabolismo al momento de hacerlo, si no que estudios muestran que puedes seguir quemando calorías durante el resto del día, porque tu metabolismo se mantiene elevado. Un estudio publicado en la revista científica de “metabolismo celular” mostró que intensos combates de ejercicio pueden activar los genes responsables del metabolismo energético. Para muchas personas, un ejercicio riguroso estimula el apetito, por lo que es importante saber que ejercitarse no es una licencia para comer. El ejercicio es particularmente beneficioso cuando se pasa la edad de los 40, cuando el metabolismo por naturaleza comienza a ser más lento.

La verdadera razón por la que perdemos musculo con la edad, es por que lo dejamos de utilizar.

  1. Duerme las horas correctas: Las investigaciones indican que las personas que duermen 2/3 partes de lo usual (5horas en lugar de 8horas) come un promedio de 549 calorías extras en el día. Los expertos creen que esa diferencia de horas altera el balance de las hormonas reguladoras del apetito. Además, la alteración hormonal que se genera puede ser peligrosa, la resistencia a la leptina (hormona que regula el peso) incrementa, mientras que los niveles de grelina (hormona que envía a tu cerebro la señal de hambre) incrementan también.

Si cada uno de nosotros podemos seguir estos sencillos puntos, nuestro cuerpo con el tiempo lo terminará agradeciendo, pues además de hacernos sentir jóvenes, nos hará ser saludables.

Todo se puede, es cuestión de mentalizarnos y encender el botón que nos mueve a tener una vida más saludable.

Fuente: Health Magazine, Julia Savacool

Tags : dietaejerciciohábitos de sueñometabolismo
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

3 Comments

  1. me encanto el articulo! Yo ayudo en mi consulta a muchas mujeres de 50 y 70 anos guapisimas, saludables y brillantes. Las admiro!!! al platicar con ellas me doy cuenta que tienen un equilibrio perfecto entre lo que comen, lo que duermen, lo que se mueven y lo que se permiten sentir.

Leave a Response