Cómo mejorar tu perfil tiroideo - Noticias Saludables
close
perfil tiroideo tiroides

Fatiga y aletargamiento, dificultad para levantarse en las mañanas, pérdida de cabello, uñas frágiles, depresión, aumento de peso, estreñimiento, mala memoria, intolerancia al frío,… todos estos son síntomas del hipotiroidismo.

El hipotiroidismo se caracteriza por tener niveles bajos de hormonas tiroideas (T3 y/o T4), esenciales para el metabolismo. Cada célula de nuestro cuerpo utiliza estas hormonas, he ahí la importancia de seguir las siguientes recomendaciones para mantener un perfil tiroideo dentro de los niveles saludables.

Tomar probióticos
Los probióticos son críticos para la función digestiva. De hecho, las afecciones de la tiroides también se han relacionado con un problema de salud llamado síndrome del intestino permeable. Un intestino permeable es una condición en la que se desarrollan espacios (literal pozos) entre las células que recubren la pared del intestino. Por lo tanto, sustancias no deseables pueden filtrarse a través del intestino, entrar al torrente sanguíneo y causar inflamación en todo el cuerpo, incluyendo la inflamación de la glándula tiroides.

Es esencial tomar probióticos, como el sinuberase líquido, y cuidar la alimentación para tratar los signos y síntomas del intestino permeable. Consume más alimentos probióticos, como: kéfir de coco, chucrut, pepinillos, vinagre de manzana y caldo de hueso de pollo.

El yodo y las verduras crucíferas
A pesar de que México no es un país endémico por deficiencia de yodo, es importante saber que este mineral es esencial para la salud de la glándula tiroides. Al consumir verduras crucíferas crudas se liberan en el intestino bociógenos, que bloquean la absorción del yodo y, por ende, dañan la glándula tiroides y pueden generar el bocio. Entre éstas se encuentran la arúgula, col china, brócoli, coliflor, col, coles de bruselas, col rizada, nabo, berros, rábano, hojas de mostaza, entre otras. Al padecer hipotiroidismo, lo mejor es solo comer este tipo de verduras cocidas y limitar su ingesta a una porción cada dos días.

Realizar ejercicio físico
El ejercicio físico influye en el metabolismo y se ha demostrado que hay quema de calorías durante y después de realizarlo. Durante el ejercicio moderado o de alta intensidad, la glándula tiroides se estimula para producir mayor cantidad de la hormona T3. Además, el ejercicio ayuda a bajar de peso y quemar grasa, lo cual es esencial para optimizar la función de la glándula tiroides.

Evitar el consumo de lácteos y alimentos con soya
Los lácteos, además de causar acidez, también suelen causar inflamación que puede desencadenar la respuesta autoinmune. Como los pacientes con hipotiroidismo normalmente padecen también de un intestino permeable, lo ideal sería evitar los lácteos para aminorar los síntomas.

Por otro lado, la soya es otro ejemplo de alimento bociógeno. Además, contiene fitatos que impiden absorción de minerales. La soya la podemos encontrar en leche de soya, en tofu y en otros alimentos alternativos para veganos, productos procesados y en el aceite de soya.

Procurar alimentos con selenio
El selenio tiene propiedades antioxidantes muy potentes. De hecho, los estudios han demostrado que el selenio ayuda a equilibrar la T4 en el organismo, por lo que tomar una dosis de selenio todos los días también ha demostrado que beneficia la función tiroidea. También hay alimentos con alto contenido de selenio que puedes consumir, por ejemplo: nueces de Brasil, atún de aleta amarilla, sardinas en conserva, huevo y espinacas.

Por último, la recomendación número uno es estar siempre en contacto con tu médico endocrinólogo y tomar la dosis de levotiroxina que te haya indicado. Es importante mencionar que se debe tomar en ayunas y esperar 30 minutos antes de comenzar a ingerir otros alimentos o tratamientos para asegurar su correcta absorción. También hay que esperar una hora completa antes de tomar café, ya que se ha demostrado que las personas que toman su levotiroxina con café, o que la toman antes de que pase una hora, se inhibe la absorción del medicamento en el intestino, empeorando los síntomas del hipotiroidismo. Hay quienes incluso recomiendan esperar hasta cuatro horas antes de tomar el café.

Nutrióloga Tere Ramírez

Tags : gargantahipotiroidismosoyatiroides
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response