México: Los medicamentos para bajar de peso - Noticias Saludables
close
Los medicamentos para bajar de peso.

 

A veces podemos caer en la desesperación de querer bajar rápido de peso y se que muchos usan medicamentos y otros tantos han deseado tomarlos.

Como Iridologa te recomiendo que estés informado de las diferentes opciones y las posibles consecuencias. 

Aquí te comparto la lista:

ORLISTAT (Xenical/Alli): Actúa disminuyendo la absorción de grasa en un 30%. Se puede bajar aproximadamente 3 kg cuando se usa este medicamento, pero no todos bajan de peso. Está aprobado para usarse por periodos prolongados de tiempo. Muchas personas recuperan la mayor parte del peso perdido al cabo de 2 años después de dejar de usarlo. Su administración es vía oral y sus efectos adversos incluyen graves problemas digestivos, como incontinencia fecal. Las personas que toman este medicamente tienen que tomar también un suplemento multivitamínico, ya que la falta de absorción de grasa puede llevar a que algunos nutrientes esenciales del cuerpo se pierdan a un ritmo acelerado. A pesar de las complicaciones que pudiera presentar este medicamento en el organismo, ya no requiere prescripción médica.

LIRAGLUTIDA (SAXENDA/VICTOZA): Estimula la secreción de insulina de una manera glucosa dependiente. Simultáneamente, disminuye la secreción inadecuadamente alta de glucagón, también de manera dependiente de la glucosa. Así, cuando la glucosa sanguínea es elevada, la secreción de insulina se estimula y se inhibe la secreción de glucagón. Inversamente, durante hipoglucemia, la liraglutida disminuye la secreción de insulina y no perjudica la secreción de glucagón. El mecanismo de disminución de la glucosa en sangre involucra un retraso menor en el vaciamiento gástrico. Reduce el peso y la grasa corporal a través de mecanismos que involucran el reducir el apetito y la ingesta energética. Entre sus efectos adversos se encuentran: pancreatitis, dolor abdominal, náusea, vómito, dispepsias, reflujo gástrico, estreñimiento. Su vía de administración es subcutánea, a través de una inyección.

FENTERMINAS (ACXION, ADIPEX, FASTIN, IONAMIN, PHENTERCOT, PHENTRIDE, PRO-FAST y SUPRENZA): Han cobrado auge en los últimos años, representando el grupo de medicamentos para bajar de peso más prescrito en la actualidad. Son agentes anorexigénicos, es decir, realizan su efecto estimulador sobre el sistema nervioso central y en todos sus niveles, entre ellos los centros hipotalámicos de la saciedad y el apetito. Sólo es efectivo durante unas semanas, después de este tiempo la pérdida de peso se detiene. Además de que genera adicción, otras complicaciones que pueden presentar son insomnio, sequedad de la boca, palpitaciones, impotencia, taquicardia, nerviosismo y euforia. Su vía de administración es oral.

SIBUTRAMINA (MERIDIA/MEDIXIL/REDUCTIL/REDUTEN/REDUVAN/REDUXADE/SEROTRAMIN/SIBUTRAL/OBESTAT): Recientemente los suspendió la FDA por sus efectos nocivos a nivel del sistema cardiovascular.

FENDIMETRAZINA (BONTRIL, MELFIAT, OBEZINE, PHENDIET, Y PRELU-2): Del grupo de las anfetaminas, tiene efecto anorexigénico. Se administra vía oral y al igual que las fenterminas tiene efectos adversos que van desde inquietud o temblores, nerviosismo o ansiedad, dolor de cabeza o mareo, insomnio, boca seca o mal sabor de boca, diarrea o estreñimiento, impotencia sexual hasta ritmo cardíaco irregular o presión sanguínea muy alta, alucinaciones, comportamiento anormal o confusión.

DIETILPROPIÓN (TENUATE): Anfetamina que estimula las neuronas para liberar o mantener altos niveles de un grupo particular de neurotransmisores conocidos como catecolaminas, que incluyen la dopamina y noradrenalina. Los altos niveles de las catecolaminas tienden a suprimir las señales de hambre y el apetito. El afecta indirectamente a los niveles de leptina en el cerebro. También puede elevar los niveles de leptina que señalizan la saciedad. Además, los niveles elevados de las catecolaminas son parcialmente responsables de frenar otro mensajero químico conocido como neuropéptido Y. Este péptido inicia el impulso de comer, disminuye el gasto de energía, y aumenta el almacenamiento de grasa. Su actividad se sitúa principalmente a nivel del hipotálamo, regulando los centros de saciedad y de apetito, los cuales son sensibles a la estimulación adrenérgica. Se administra vía oral en forma de tabletas y puede causar sensación de sequedad en la boca, sabor desagradable, agitación, ansiedad, mareos, depresión, temblores, malestar estomacal, vómitos, aumento de la cantidad de orina.

LORCASERINA (BELVIQ): Provoca pérdida de apetito mediante una acción agonista sobre los receptores de la serotonina, lo cual ocasiona sensación de saciedad. Puede ocasionar dolor de cabeza, infecciones de tracto respiratorio superior, nasofaringitis, sinusitis y nauseas. Se administra vía oral.

NORPSEUDOEFEDRINA, TRIYODOTIRONINA, SULFATO DE ATROPINA, ALOÍNA, DIAZEPAM (REDOTEX): La combinación de estas sustancias tiene efectos principalmente termogénicos. La D-norpseudoefedrina produce una breve y leve liberación de catecolaminas, de corta duración y está asociada a un fenómeno de depleción rápido y temporal. Su actividad se sitúa principalmente en el hipotálamo, regulando los centros de saciedad y de apetito, que son muy sensibles a la estimulación adrenérgica. En el tejido adiposo, la estimulación adrenérgica ocasionada por la D-norpseudoefedrina tiene efecto termogénico y lipolítico.

La triyodotironina actúa a nivel de los receptores fisiológicos de la hormona tiroidea aumentando la actividad funcional de todo el organismo; del consumo de oxígeno en todos los tejidos y del metabolismo basal y de carbohidratos, lípidos y proteínas. Además incrementa la termogénesis, lo que se traduce en un mayor consumo metabólico de grasa deseable para las persona con obesidad. Por otro lado, las hormonas tiroideas aumentan el efecto lipolítico de las catecolaminas, con 16% de aumento de la actividad lipolítica.

La obesidad cursa frecuentemente con ansiedad. El diazepam realiza su actividad ansiolítica al estimular el complejo receptor GABA-A que induce una disminución en la reactividad neural excitatoria. La alopina es un agente laxante ligero bien tolerado. La atropina interesa su propiedad de disminuir la frecuencia cardiaca e inhibir los reflejos de secreción salival y gástrica, asociada al hambre fisiológica, en presencia o ausencia de alimentos, durante los periodos de vigilia.

Las complicaciones de este medicamento incluyen nerviosismo, insomnio, excitación, fatiga, midriasis, fotofobia, ciclopejía, palpitaciones, taquicardia, sequedad de boca y de mucosas, rubor, náusea, vómito, constipación o diarrea, eritema, disuria, retención urinaria. Su administración es a través de la vía oral. La FDA (Food and Drug Administration) no aprueba la seguridad de este medicamento.

MAZINDOL (SANOREX): El mazindol actúa como estimulante del sistema nervioso central e induce supresión del apetito. Puede causar mareos, vértigo, disforia, temblor, cefalea, depresión, debilidad, alteraciones del gusto, diarrea, náuseas, vómitos, malestar abdominal, sudoración excesiva, impotencia sexual, cambios de la libido, visión borrosa, aumento de la ingesta de agua, parestesias y dolor al orinar.

EL consumo de estos fármacos NO es ideal porque ninguno funciona completamente sin dieta o Plan, todos al abandonarlos recuperas el peso perdido y todos tienen innumerables interacciones con otros medicamentos o sustancias no farmacológicas (vitaminas o minerales o suplementos naturales), así como diversas contraindicaciones con distintos padecimientos de salud.

La mayoría de estas sustancias se metabolizan en hígado, por lo que su ingesta puede causar daño hepático y la indicación para la toma de la mayoría de estos medicamentos está limitada a unas cuantas semanas.

Come alimentos VIVOS, toma TE y programarte.

 

Tags : bajar de pesodietaMedicamentosmedicinasperder peso
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

3 Comments

Leave a Response