close
emociones y alimentacion

La alimentación es una de las necesidades básicas del cuerpo que a su vez produce placer, por lo que podríamos percibirlo como algo desestresante y por ello, solemos buscar comida cuando nos sentimos cansados. El dormir poco está relacionado con el sobrepeso, pues la falta de sueño genera estrés y este incrementa en el organismo hormonas que elevan los deseos de consumir alimentos.

De igual manera, cuando estamos ansiosos o con problemas emocionales, solemos ir en busca de comida para sentirnos mejor, y en realidad, hay alimentos que ayudan a calmar la ansiedad porque en su composición incluyen triptófano, un aminoácido que estimula la liberación de serotonina y nos relaja al mismo tiempo que nos vuelve más felices, como el chocolate 65 %, cacahuate a, semillas de girasol, el plátano, las nueces o el pan de centeno.

La alimentación emocional debe ser controlada 😎, pues no siempre podemos comer cuando estamos cansados, enojados, tristes o alegres. Cuando comemos para calmar nuestras emociones escogemos alimentos altos en calorías, desequilibrando la dieta y causando enfermedades.

También nos damos cuenta de que las emociones afectan nuestra dieta debido a los cambios de apetito según los estados de ánimo puede variar; podría ser que disminuya o aumente el apetito, así como también podría estarse manifestando por medio de síntoma en una mala digestión.

En el lado positivo de este vínculo se encuentra nuestra historia emocional, es decir, muchas veces basamos nuestras preferencias o elecciones alimentarias según fueron nuestras emociones en el pasado. “Relaciones afectivas en la infancia”

Por otro lado, una dieta saludable nos ayuda a sentirnos bien, pues en el intestino existen muchas terminales nerviosas que envían información al cerebro y por lo tanto, prevenir alteraciones intestinales así como llevar una dieta o PLAN NUTRICIONAL de buena calidad, nos ayuda a mantener bajo control las emociones o bien una digestión perfecta [EasyC + EASYDETOX] crea emociones positivas. Llevar una dieta suficiente en micronutrientes, con buena cantidad fibra soluble, probióticos [el vehiculo debe de ser líquido como sinuberase ] y agua alcalina, es un cariñito a nuestro aparato digestivo y al segundo cerebro del organismo.

En el opuesto podemos, decir que una mala alimentación puede producirnos depresión, tal es así que se sabe que una dieta pobre en antioxidantes, rica en grasas trans y escasa en micronutrientes puede dar origen a un estado emocional alterado y negativo. Visita nutricionavanzada la sección vídeos y prográmate para vivir saludable y bajar de peso 🙌🏻

Nutrición Avanzada
MARCELA BORTONI

Tags : antojosbajar de pesocaloriascomerdietaemocionesnutriciónplansaludserotonina
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response