Grasa Visceral

La mayoría de las personas consideran que la grasa corporal es relativamente inofensiva y simplemente es algo que queremos eliminar para lucir y sentirse mejor, pero ¿sabías que ciertos tipos de grasas peligrosas se almacenan alrededor de sus órganos también pueden contribuir a enfermedades cardíacas, demencia, cáncer, depresión y muchas otras enfermedades?

La grasa visceral es técnicamente exceso de acumulación de tejido adiposo intraabdominal. En otras palabras, se conoce como una grasa «profunda» que se almacena más por debajo de la piel que la grasa abdominal «subcutánea«. Es una forma de grasa similar a un gel que en realidad está envuelta alrededor de los órganos principales, como el hígado, el páncreas y los riñones.

Como verás, estas células de grasa hacen son las causantes que tus pantalones se sientan apretados además que también cambian la forma en que funciona tu cuerpo.

Llevar el exceso de grasa está relacionado con un mayor riesgo de:

  • Enfermedad coronaria
  • Cáncer
  • Carrera
  • Demencia
  • Diabetes
  • Depresión
  • Artritis
  • Obesidad
  • Disfunción sexual
  • Trastornos del sueño

La grasa visceral se considera tóxica y produce un doble problema en el cuerpo porque puede provocar vías inflamatorias, además de moléculas de señalización que pueden interferir con las funciones hormonales normales del cuerpo.

Las células de grasa hacen más que simplemente almacenar calorías adicionales, ya que han demostrado estar mucho más involucradas en la fisiología humana de lo que pensábamos anteriormente. Ahora sabemos que el tejido graso en sí mismo actúa como su propio órgano al expulsar hormonas y sustancias inflamatorias. Almacenar el exceso de grasa alrededor de los órganos aumenta la producción de sustancias químicas proinflamatorias, también llamadas citoquinas, que conducen a la inflamación; al mismo tiempo, interfiere con las hormonas que regulan el apetito, el peso, el estado de ánimo y la función cerebral.

Nutrióloga Andrea Requenes

Leave A Reply

Navigate