close
Agua, el verdadero amigo de quien está a dieta

 

Es como el mantra de cualquier plan de dieta: Beber mucha agua. ¿Pero beber mucha agua ayuda a derretir los kilos extra? Según un estudio reciente es una ayuda para perder peso.

En el estudio, publicado por internet en el American Journal of Clinical Nutrition, científicos alemanes revisaron la evidencia de 11 estudios anteriores que investigaban el lazo entre la ingesta de agua y el peso corporal.

Sus hallazgos fueron: Los que beben agua pierden más peso y –lo pierden más rápido- que los que no beben su ración.

Contrario a la creencia popular, el agua no arrastra grasa del organismo. Elevar la ingesta de agua puede, sin embargo, reducir el consumo de calorías eliminando bebidas azucaradas como los jugos y refrescos.

Beber agua puede ayudar a impulsar el ritmo del metabolismo –ritmo al que el organismo quema las calorías. Un pequeño estudio encontró que después de beber 2 vasos de agua de 8 onzas c/u, la quema de calorías aumento en un 30% en hombres y en mujeres, 10 minutos después de beberlos. Aun así, este efecto es modesto y no permanente.

Lo que si se ve en acción, sin embargo, es el efecto que el agua tiene en el apetito. Beber un vaso grande de agua antes de cada comida te ayuda a suprimir el hambre y llenar tu estómago evitando que comas de más.

Estudios anteriores encontraron que los que están a dieta que bebieron 2 vasos de agua antes de sus comidas perdieron 2.5k más en un período de 12 semanas que los que siguieron la misma dieta baja en calorías, sin consumir el agua antes de cada comida. Los bebedores de agua incluso, comieron 75 calorías menos en cada comida, lo que no parece ser una cifra importante, pero reducir 225 calorías diarias en un período largo de tiempo hace su diferencia.

El hábito de tomar agua por sí solo no ayuda a nadie a bajar de peso. El estudio muestra que al no reducir la ingesta diaria de calorías, el beber agua no tiene ningún efecto en el peso corporal.

Las siguientes recomendaciones estipulan que los hombres deben beber al menos 3L cada día, las mujeres 2.2L. Mujeres embarazadas necesitan un vaso extra y las madres que están amamantando requerirán 1L más.

Los niños de 1-3 años deben beber 1L diario y los de 4-8 años necesitan 1.3L. Los adolecentes necesitan más -1.8L ellas y 2.6L ellos.

El ejercicio físico y el calor elevan las necesidades de agua, así que al ejercitarte deberás beber más.

Estos tips te ayudarán a mantenerte hidratada si estás tratando de perder peso y podrán ayudarte a acelerar el progreso:

  • Conoce los signos de de la deshidratación: Cansancio, pérdida del apetito o apetito a pesar de haber comido suficiente, enrojecimiento de la piel, intolerancia al calor, mareo, boca seca y orina oscura y de olor penetrante.
  • Bebe un vaso de agua al levantarte por la mañana.
  • Bebe líquidos en cada comida. Si estás a dieta, 2 vasos de agua antes de cada comida.
  • Mantén una botella de agua fresca en tu sitio de trabajo como recordatorio.
  • Si no te gusta el agua sola, agrégale una rodaja de limón o naranja o unas cuantas gotas de jugo de toronja.
  • En el automóvil o de viaje lleva una botella de agua
  • Bebe agua al hacer ejercicio. De medio a un vaso cada 15mins.

Fuente: Beck, L (July 8, 2013). Water – a dieter’s best friend. Globe Life and Arts.

 

Tags : aguabajar de pesodietakilospeso corporal
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

2 Comments

Leave a Response