close
Beneficios de la Ashwagandha

La ashwagandha es una hierba adaptógena que es popular en la medicina ayurvédica y se ha usado por más de 2,500 años. En realidad, es la hierba adaptógena más utilizada e investigada. Contiene propiedades neuroprotectoras, antidepresivas, y antiinflamatorias. También ayuda a la ansiedad y protege contra el estrés, lo cual la ha convertido en una hierba popular. Como todas las hierbas adaptogénicas, ashwagandha ayuda al cuerpo a mantener la homeostasis, incluso en momentos de estrés emocional o físico. Además ha demostrado resultados increíbles para reducir los niveles de cortisol y equilibrar las hormonas tiroideas. Además, se ha utilizado para los trastornos del estado de ánimo y en la prevención de enfermedades degenerativas.

La ashwagandha es botánicamente conocida como Withania somnifera. En latín, el nombre de la especie somnifera se puede traducir como “inducir el sueño”. El significado literal de la palabra ashwagandha es “olor a caballo” porque se dice que las raíces frescas de la hierba huelen a caballo y se cree que cuando la consumes, puedes desarrollar la fuerza y la vitalidad de un caballo.

Es un ingrediente clave en la leche dorada (golden milk) y se han comprobado los siguientes beneficios:

  1. Mejora la función de la glándula tiroides: Un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine en el 2017, evaluó los beneficios de ashwagandha para ayudar a los pacientes con hipotiroidismo subclínico. Los 50 participantes fueron diagnosticados con un trastorno de la tiroides, pero no mostraron síntomas evidentes de deficiencia de la tiroides. Durante un período de 8 semanas, el grupo de tratamiento recibió 600 miligramos de extracto de raíz de ashwagandha diariamente, y el grupo de control recibió almidón como placebo. Los investigadores encontraron que ashwagandha mejoró los niveles séricos de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la tiroxina (T4) en comparación con el placebo. Se concluyó que la ashwagandha puede ser beneficiosa para normalizar los niveles de tiroides en pacientes con hipotiroidismo. Por lo tanto, este adaptógeno no se recomienda en pacientes con una glándula tiroidea hiperactiva.
  2. Alivia la fatiga suprarrenal: La investigación muestra que ashwagandha puede ser útil para mejorar la función suprarrenal y ayudar a tratar la fatiga suprarrenal. Cuando las glándulas suprarrenales están sobrecargadas debido a un exceso de estrés emocional, físico o mental, esto puede llevar a una condición conocida como fatiga suprarrenal. También puede alterar otras hormonas como la progesterona, que puede causar infertilidad y niveles más bajos de dehidroepiandrosterona, una hormona relacionada con la longevidad.
  3. Combate el estrés, la depresión y la ansiedad: La ashwagandha mejora nuestra resistencia al estrés y los estudios demuestran que mejora la calidad de vida. Como el estrés es una causa conocida de la depresión, al igual que los desequilibrios hormonales, la ashwagandha puede funcionar como un remedio natural. Lo mejor es que no ocasiona efectos adversos en comparación con los antidepresivos y los medicamentos contra la ansiedad que pueden causar somnolencia, insomnio, pérdida del deseo sexual y aumento del apetito, entre otros.
  4. Controla los niveles de azúcar en sangre: Un estudio que se realizó con animales encontró que cuando se administraba ashwagandha a ratas alimentadas con fructosa, inhibe los aumentos de glucosa, la resistencia a la insulina y la inflamación. Estos datos sugieren que el extracto de ashwagandha puede ser útil para mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir los marcadores inflamatorios en los seres humanos. Esto es posible por el contenido de compuestos fenólicos, incluidos los flavonoides.
  5. Ayuda a combatir el cáncer: Se ha descubierto que la ashwagandha tiene efectos antitumorales, puede ayudar a reducir el crecimiento del tumor y a prevenir el crecimiento de células cancerosas. Se ha demostrado que el extracto ayuda a inhibir la proliferación de células cancerosas, específicamente las células cancerosas de mama, pulmón, estómago y colon, que se encuentran entre algunos de los principales tipos de cáncer en el mundo. Además, previene el crecimiento de las células cancerosas principalmente debido a su refuerzo inmunológico y su capacidad antioxidante.
  6. Reduce la degeneración de las células cerebrales y mejora la memoria: El estrés emocional, físico y químico puede tener efectos dañinos para el cerebro y el sistema nervioso. Investigaciones recientes han demostrado que ashwagandha es más que un calmante del estrés, sino que también protege al cerebro de la degeneración celular, lo que puede conducir a enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson. Una de las razones principales por las que ashwagandha es tan efectivo en la curación del cerebro es porque contiene antioxidantes potentes que destruyen los radicales libres que causan el envejecimiento.
  7. Aumenta la función inmunológica: Debido a que ashwagandha funciona como un adaptógeno que puede reducir las hormonas del estrés del cuerpo, puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y reducir la inflamación en el cuerpo. La investigación demuestra que ashwagandha puede mejorar la función inmunológica al aumentar la producción de inmunoglobulina. También es capaz de promover un ambiente antiinflamatorio mediante la supresión de citoquinas proinflamatorias.
  8. Ayuda a aumentar la fuerza muscular y la resistencia: Los estudios han demostrado que ashwagandha puede aumentar la resistencia durante la actividad física al agudizar la función cerebral y reducir el dolor corporal. Debido a sus efectos calmantes positivos y energéticos en el cerebro y su capacidad para disminuir las hormonas del estrés, ashwagandha mostró mejoras en la concentración, la motivación y la resistencia. Por otro lado, un estudio publicado en la revista Revista de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva en el 2015 encontró que la suplementación con ashwagandha está asociada con aumentos significativos en la masa muscular y la fuerza. También favorece la salud de las articulaciones, otro punto clave para mejorar la fuerza y rendimiento físico.
  9. Ayuda a mejorar la función sexual y la fertilidad: en la medicina ayurvédica, la ashwagandha se ha utilizado como afrodisíaco natural que puede ayudar a mejorar la disfunción sexual. Ashwagandha también se usa para aumentar los niveles de testosterona y mejorar la fertilidad masculina.

Como se mencionó antes, este adaptógeno lo puedes encontrar en la leche dorada (golden milk), que también contiene cúrcuma y cardomomo. Lo recomendable es que consumas al menos una taza de golden milk durante el día para comprobar todos sus increíbles beneficios. La golden milk está disponible a la venta en el consultorio y en la tienda en línea. También lo puedes encontrar en tiendas de productos naturales.

Nutrióloga Tere Ramírez

Tags : adaptógenaantidepresivasantiinflamatoriasantinflamatoriaAshwagandhagoldeninflamaciónleche doradamilk
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response