Australia: Hacer ejercicio hasta sudar: puede salvar tu vida. - Noticias Saludables
close
hacer ejercicio hasta sudar

La actividad física que te cansa y te hace sudar es clave para evitar una muerte temprana, encontró un estudio Australiano de adultos de edad media y adultos mayores.

Los investigadores estudiaron a 204,542 personas por más de seis años, y compararon a aquellos que realizaron actividad física moderada (natación suave, tennis social o tareas del hogar) con aquellos que incluían algo de actividad física vigorosa (como trotar, aerobics o tennis en competencia).

Encontraron que el riesgo de mortalidad de aquellos que incluían algo de actividad física vigorosa eran de 9 a 13% más bajo, comparado con aquellos que únicamente realizaba actividad física moderada. “Los beneficios de actividad física vigorosa se presentaban en hombres y mujeres de todas las edades, y eran independientes de la cantidad de tiempo total en la que eran activos,” dijo el autor principal Dr. Klaus Gebel de “James Cook University’s Centre for Chronic Disease Prevention”.

“Los resultados indican que seas o no obeso, tengas o no enfermedades del corazón o diabetes, si logras realizar algo de actividad física vigorosa esto puede ofrecerte beneficios significativos para la longevidad.”

La co-autora Dra. Melody Ding de “University of Sidney’s School of Public Health”, dijo que los resultados indicaban que las actividades vigorosas deberían de ser recomendadas en los lineamientos de salud clínica y púbica. La Organización Mundial de la Salud recomienda (y las autoridades de salud en otros países incluyendo Estados Unidos, Reino Unido y Australia) es que los adultos realicen 150 minutos de ejercicio moderado o 75 minutos de ejercicio vigoroso por semana.

“Los lineamientos dejan que cada individuo elija su nivel de intensidad o combinación de intensidad, con dos minutos de actividad moderada considerados como el equivalente a un minuto de actividad vigorosa,” menciona la Dra. Ding. “Probablemente no sea un intercambio tan simple de 2 por 1, la cual es la base de los lineamientos actuales,” ella dice.

“Nuestra investigación indica que promover actividades vigorosas puede ayudar a evitar muertes prevenibles a edades tempranas.”

El estudio clasificó a los participantes en dos grupos: aquellos que reportaron que nada de su actividad física era de nivel vigoroso, y aquellos que reportaron que el 30% o más de su actividad era de nivel vigoroso. El rango de mortalidad para aquellos que reportaron hasta un 30% de actividad vigorosa, era un 9% más bajo que en las personas que no reportaban actividad vigorosa. Para aquellos quienes realizaba una rutina de ejercicio vigorosa por más del 30% del tiempo, el rango de mortalidad se reducía a 13%.

Entonces quien debería de cansarse a la hora de hacer ejercicio y cuanto es necesario?

“Nuestra investigación indica que incluso pequeñas cantidades de actividad vigorosa pueden reducir tu riesgo a una muerte temprana,” Dr. Gebel dice. “Para aquellos con condiciones médicas, para personas mayores en general y para todos aquellos que nunca han realizado ningún tipo de actividad física, es importante hablar con el doctor primero.”

“Previos estudios indican que entrenamiento en intervalos, con tiempos cortos de esfuerzo vigoroso, es frecuentemente controlable para personas mayores, incluyendo a aquellos con sobrepeso u obesidad.” Los investigadores observaron a participantes del estudio “Sax Institute’s 45 and Up”, el cual recolectó información de más de 267,000 hombres y mujeres de 45 años o más, en el New South Wales, Australia.

Dr. Klaus Gebel es reconocido por ser investigador en el “Centre for Chronic Disease Prevention at James Cook University” en Cairns. El comenzó este estudio en “University of Sydney”, y lo ha completado con el equipo de dicha universidad, incluyendo investigadores como Adrian Bauman, profesor de Salud Pública. El artículo, “Actividad física y toda causa de mortalidad en adultos y adultos mayores Australianos”, esta publicado en linea y en la edición actual de “JAMA Internal Medicine”.

Fuente: James Cook University
sciencedaily.com

Tags : actividad físicacorazóndiabetesejercicioobesosudar
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response