close
tiroides

Existe la posibilidad de que tú o alguien que tú conoces haya sido diagnosticado con un desorden de la tiroides –los expertos dicen que el 40% de las mujeres desarrollarán alguno a lo largo de su vida.

Este desorden del sistema inmunológico saca de balance a esta glándula, pero también influyen el estrés y la dieta. El hipertiroidismo (sobreactividad de la tiroides) puede producir pérdida rápida de peso, palpitaciones y ansiedad; el hipotiroidismo (baja actividad de la tiroides) puede disparar la constipación, sobrepeso y fatiga extrema.

Si te interesa conservar la tiroides en perfecto BALANCE y sin síntomas molestos te ofrezco un plan que nutricional que elimina la posibilidad de exponerte a desbalances hormonales.

1.- Gluten
La mayoría de los problemas de la tiroides son causados por una enfermedad del sistema inmunológico que produce el mal funcionamiento de la glándula. El gluten es una proteína del trigo que imita la estructura de la tiroides debilitándola con el tiempo. Causa inflamación masiva en muchos individuos especialmente aquellos que tienen alguna condición tiroidea y estudios ha comprobado que produce anticuerpos que atacan los órganos y los tejidos del cuerpo.
Eliminar el gluten de la dieta mejora la salud de la glándula y disminuye el riesgo de desarrollar alguna otra enfermedad auto-inmune. El gluten se encuentra en el trigo, centeno, cebada y kamut entre otras. Lee las etiquetas de los productos que adquieres y en tu vida social limítate a las opciones que conoces y en un tiempo corto notaras la mejoría. RECUERDA: la idea es evita la MASA, asi que el pan gluten free puede llegar a ser peor por su alto contenido de almidones.

2.- Lácteos
Como en el caso del gluten personas con sensibilidad a los lácteos generalmente padecen problemas de tiroides. Forman mucosidad en el intestino y es común que causen intestino irritable, hinchazón y reflujo. La proteína de los lácteos provoca inflamación en la glándula de la tiroides y en el tracto digestivo lo que limita la capacidad de tu intestino a absorber nutrientes y curarse. También provoca el crecimiento de bacteria mala, levadura y hongos.
La proteína de los lácteos se llama caseína y en muchas personas empeora la enfermedad anti inmune tanto como el gluten. Nos referimos a la leche de vaca y sus derivados incluyendo el helado y el yogurt.

3.- Soya
La mayoría de la soya en el mundo viene de granos genéticamente modificados. Es muy difícil de digerir y aunque en el papel tenga mucha proteína, es muy poco lo que se absorbe por las enzimas inhibidoras del grano. Las lectinas de la soya causan irritación en el recubrimiento intestinal provocándole el síndrome de intestino permeable. Interfiere con la absorción del yodo, elemento clave para el funcionamiento de la tiroides. También imita la actividad del estrógeno y puede interferir con todo su funcionamiento general.

4. El Azúcar
El azúcar eleva la inflamación en el organismo y empeora todas las enfermedades auto-inmunes. Facilita el crecimiento de patologías y favorece la infección. Si en el recubrimiento de tu intestino sobreabundan los microbios, estos se inflaman y producen síndrome de intestino permeable que puede ser el iniciador de enfermedades auto-inmunes incluyendo Hashimoto y Graves.
Los alimentos azucarados deben estar desterrados de tu dieta. Roban la vitamina B y crean un estrés innecesario en el cuerpo. Los picos de insulina dañan la tiroides y como en un círculo vicioso, entre más azúcar consumas más te pide el cuerpo.

5. Aceites industriales
Nos referimos a los aceites vegetales como el de maíz, girasol, canola, semilla de uva, etc. estos aceites tienen alto contenido de grasas poliinsaturadas. Tu cuerpo necesita algo de esas grasas, el problema es que al ser extraídos de estas fuentes dañan el aceite utilizando calor y solventes químicos. Si además los calientas para cocinar te haces un daño mayor. Las grasas dañadas provocan mucha inflamación en tu cuerpo, interrumpen el balance hormonal especialmente en el sistema endocrino.

6. Alimentos procesados y Refrescos
Solo porque dice ‘gluten free’ o ‘hecho con productos naturales’ no significa que no sea comida chatarra. Pan blanco, galletas, frituras y refrescos están vací@s de nutrientes aunque su publicidad sea muy motivadora (es falso todo lo que dicen). Mantente alejad@ de todo alimento preparado comercialmente: aderezos, condimentos o cualquier cosa lista para consumir empacada en bolsas selladas; saca el Chef que llevas dentro de ti.

7. Genéticamente modificados
Los alimentos genéticamente modificados provocan grandes problemas de salud porque el organismo no los procesa. Al ser cambiado su ADN, nuestro organismo los desconoce. Se desencadena una respuesta del sistema inmunológico resultando en inflamación, daño el recubrimiento intestinal que al avanzar produce daño a la tiroides. Hay evidencia suficiente de que consumir alimentos genéticamente modificados lleva a enfermedades como la de Graves y la tiroiditis de Hashimoto.

8. Carnes Deli
La carne comercial es empacada con antibióticos que son interruptores del funcionamiento de la tiroides- todo lo que absolutamente debiéramos consumir es carne orgánica. Las carnes deli procesadas están cargadas de dextrosa, nitratos, sulfatos y azúcares.

Lo recomendable para mantener tu tiroides sin crisis es mantenerte alejado de todos estos alimentos. Vivir Saludable es tu mejor eleccion. Imprime la lista del super saludable en nutricionavanzada.com.mx

Tags : fatigaglándulahipotiroidismoinflamaciónsistema inmunológicosobrepesotiroides
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response