Aceite de Ricino

En todo el mundo se ha utilizado aceite de ricino para tratar una amplia variedad de afecciones de salud durante miles de años. En la India, ha sido apreciado por sus propiedades anti bacterianas, curativas para la piel, calmantes y digestivas.

¿Qué es exactamente el aceite de ricino? Es un aceite graso no volátil que proviene de las semillas de la planta de ricino es muy espeso con un color que varía de claro a ámbar o algo verde. Tiene un suave aroma, sabor y contiene ciertas sales y ésteres beneficiosos que actúan principalmente como agentes acondicionadores de la piel. Al mismo tiempo, ayudan a estabilizar la textura y la consistencia de los productos, por lo que el aceite de ricino se usa en muchos tratamientos cosméticos, para el cabello y para el cuidado de la piel.

Cuando se toma internamente, el aceite se hidroliza en el intestino delgado por las enzimas pancreáticas, lo que lleva a la liberación de glicerol y ácido ricinoleico, junto con otros metabolitos beneficiosos. Estos diversos compuestos le dan al aceite las siguientes propiedades y posibles beneficios para la salud:

  • Mejora el sistema inmune
  • Antiinflamatorio
  • Antimicrobiano
  • Antioxidante
  • Hepatoprotector (capacidad para prevenir el daño al hígado)
  • Eliminación de radicales libres
  • Cicatrización de la herida
  • Artritis
  • Dolor de espalda
  • Estreñimiento
  • Dolores musculares
  • Infecciones parasitarias
  • Dolores de cabeza crónicos
  • Dolor de vesícula biliar
  • Reumatismo

Éste puede usarse de varias maneras: por vía oral, aplicando tópicamente sobre la piel, aplicando paquetes de aceite o por masaje. Tomar demasiado aceite de ricino internamente es definitivamente un riesgo y puede causar problemas digestivos como diarrea o cólicos.

Nutrióloga Andrea Requenes

Leave A Reply

Navigate