close
shutterstock_182900615

Belleza

  • Nutre puntas secas o rotas del cabello: Calienta una cantidad pequeña de aceite en las palmas de tus manos y frótalo gentilmente en las puntas del cabello. Deja por varias horas antes de enjuagar.
  • Suaviza los talones agrietados: Los talones duros y agrietados son incómodos y exponen tu piel a un riesgo mayor de infección. Humecta esta área con una dosis regular de aceite de coco. Utiliza después un par de calcetines para ayudar al aceite a absorberse y prevenir resbalarte.
  • Masajes: Hay pocas cosas tan relajantes y rejuvenecedoras como un masaje. Estimula el flujo sanguíneo, aumenta el drenaje de la linfa, alivia la tensión muscular y crea calma instantánea.
  • Exfoliante natural: Mezcla un poco de aceite de coco con sobras de café molido del preparado matutino. Frota gentilmente sobre la piel áspera de sus codos, rodillas y pies, después enjuaga en la ducha.
  • Cuidado de las cutículas: Ayudará a que te crezcan uñas fuertes y mantengas jóvenes tus manos. Unta una pequeña gota en la cama de la uña y trabaja en tus cutículas.

Hogar

  • Abrillanta tus muebles: Los abrillantadores comerciales contienen productos químicos artificiales que respiramos y pasan al torrente sanguíneo dañándolo. El aceite de coco es una gran alternativa natural. Haz una prueba de sensibilidad en el área donde piensas utilizarlo.
  • Hidrata tus ollas y sartenes: Aplica una pequeña cantidad de aceite de coco en las ollas y sartenes de hierro fundido y frota con una toalla de papel o un trapo viejo para prevenir la oxidación y preservar su calidad.
  • Da brillo a tus zapatos: Alternativa barata y natural para lustrar los zaparos de cuero. Primero haz una prueba en el área de los zapatos donde piensas aplicarlo para asegurarte de que la superficie es adecuada.
  • Despídete de los residuos de jabón: Aplica una generosa porción de aceite de coco sobre los residuos de jabón y deje remojar durante al menos 20 minutos. Si es apropiado, limpia la superficie con una esponja áspera. Enjuaga el residuo grasoso con agua tibia y jabón.
  • Da a tus plantas un resplandor verde: Restaura el brillo saludable y brillante de las plantas de interior  al rociar una pequeña cantidad de aceite de coco en su follaje superior.

Cocina

  • Hidrata las tablas de picar: Rocía la tabla con un poco de vinagre antes de lavar bien en agua enjabonada tibia. Una vez seca, da un masaje gentil con aceite de coco a la madera para un acabado brillante y dejando una poderosa protección contra gérmenes.
  • Aceite de Coco como Sustituto: ¿No puedes comer lácteos y extrañas la mantequilla?  Unta una porción de aceite de coco sobre tu pan tostado, panqueques, pasteles o panqués caseros. El aceite de coco también es un genial sustituto vegano de la mantequilla para hornear en general.
  • Una botana súper simple y deliciosa: Calienta un poco de aceite de coco en una sartén y haz tus propias palomitas. Estas bolas blancas crujientes saldrán con una pizca gentil de sabor a coco.
  • Horneada natural anti-adherente: Engrasa tus moldes y refractarios para asar con una capa delgada de aceite de coco. Reducirá que se pegue la comida a la superficie al cocinar.

Remedios

  • Ayuda natural para dormir: Mezcla unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda a una pequeña cantidad de aceite de coco. Da un masaje con esta mezcla en las sienes, la parte trasera del cuello y los hombros para relajarte y hundirte en un sueño profundo y restaurador.
  • Haz tu propio frote de vapor: Mezcla un par de gotas de aceite de Eucalipto en unas cuantas cucharadas de aceite de coco. Da un masaje a tu pecho y espalda. Descongestionará las vías respiratorias y aliviará el pecho adolorido.
  • Prepara un repelente de insectos natural: Combina aceite de coco con unas cuantas gotas de aceite ya sea de romero, árbol de té, menta o eucalipto. Aplica un poco sobre la piel expuesta para mantener a esos insectos a raya. (Algunos aceites esenciales no están recomendados para usar durante el embarazo.)
  • Alivio del estómago adolorido: Pon unas cuantas gotas de aceite de menta en 2 cucharaditas de aceite de coco. Usando la parte plana de tu mano, frota gentilmente en el estómago en dirección de las manecillas del reloj para aliviar espasmos estomacales e hinchazón.
  • Ungüento para picazón de la piel: Aplica una pequeña cantidad de aceite de coco sobre las mordidas de insectos y verdugones que pican. Haz  una prueba para ver si el salpullido es nuevo o si nunca has utilizado el aceite sobre tu piel
  • Salud dental total: Mezcla aceite de coco con una pizca pequeña de aceites esenciales de clavo de olor y orégano. Aplica con tu cepillo de dientes y usa al final de tu rutina dental diaria. Apoya tu salud dental de forma natural y haz brillar tus dientes.
  • Refresca de manera natural tu aliento: Cepilla tus dientes con aceite de coco y un poco de bicarbonato de sodio, poniendo cuidado para cepillar gentilmente la superficie de arriba de su lengua también para proteger contra las bacterias dañinas en tu boca que contribuyen al mal aliento.

 

Tags : aceitebellezacococremanutriciónpielusos
NutricionAvanzada

The author NutricionAvanzada

Leave a Response